08-06-2018 | 19:00

Escultor en motosierra puso en alto en nombre de Ecuador en Rusia

     

    escultura
    Ibarra
    .- Por las venas de Marcelo Chuquín corre sangre de artista. El sanantonense, de 43 años de edad, hace tres décadas inició como escultor en su parroquia natal, arte que heredó de su padre.


Su vocación por este oficio lo ha llevado a simposios fuera del Ecuador, pero su máximo galardón lo recibió en el Festival Mundial de Escultura con motosierra realizado en Rusia, cuando se impuso entre representantes de 30 países y obtuvo el primer lugar.

Sin apoyo. Marcelo Chuquín viajó a Rusia, para representar a Ecuador, sin apoyo de autoridades, pero esto no fue impedimento para que él logre su meta.

La temática con la que participó fue el Amor. Marcelo decidió elaborar una escultura representando el amor de una madre a su hijo, como un lazo que nunca se rompe y que es único.

Con la motosierra, convirtió a la madera en una mujer con su hijo en brazos y con el mundo bajo sus pies.

El jurado calificador, conformado por niños, fue el que dio el veredicto y el dictamen de triunfador al escultor sanantonense.
“Cuando anunciaron la lista de ganadores sentí una emoción tan grande, que no tenía con quién compartir porque viajé solo”, enfatiza Marcelo Chuquín , mientras sus ojos reflejan un brillo especial. De los participantes, Marcelo fue el único invitado a un medio de comunicación ruso en el que impartió sobre sus conocimientos sobre escultura. Su pedido especial a las autoridades es que “regresen la vista a San Antonio de Ibarra, la tienen olvidada, solo la visitan en época de elecciones”, enfatiza el destacado escultor.