28-08-2018 | 10:43
(I)

Sesión del Municipio tuvo enfrentamientos verbales entre concejalas

Discusiones, acusaciones, malas interpretaciones, retrasos y un acalorado debate fueron la tónica de la Sesión de Concejo efectuada ayer en el cantón Ibarra.

Ibarra. Con un ya acostumbrado retraso inició a las 10:40 la Sesión de Concejo convocada en el Municipio de Ibarra. La vicealcaldesa Carmen Luisa Zehnder, presidió la sesión.

Desde el inicio de la reunión el mal ambiente y falta de criterios compartidos fue el escenario en donde se iba a aprobar la tan esperada agenda de Fiestas de Fundación y el presupuesto ya asignado.

Una tras otra se dieron las intervenciones en donde los criterios eran dividos. En el único punto que todos estuvieron de acuerdo fue en la molestia por la inasistencia del alcalde Alvaro Castillo, ya que los ediles le solicitaron un informe detallado de los bienes que se presentaron para que puedan ser usados como pago a la deuda que tiene la municipalidad en el caso Morejón.

Luego de varios minutos, llegó por medio de una secretaria, un informe en donde se evidenciaban las deudas que Miguel García aún tiene con proveedores y esto encendió la polémica, además del malestar por la demora en la votación.

Reacción. “Me da dolor de estómago ver como un sinvergüenza (se refirió a Miguel García) que se enriquece con la plata de Ibarra. Cómo no me voy a enojar, me hubiese gustado que esté aquí el señor alcalde, porque tampoco nos da, ni nos ha dado oídos de cuántas veces que los concejales dijimos no más a Miguel García”, dijo la concejal Diana Harrington.

Frases como estas se regaron en la sala, sin embargo continuó el debate de sí se incrementarían o no los 163 mil dólares destinados para las Fiestas de Ibarra.

Decisión. Pasadas las 16:00 Carla Proaño, Carmen Luisa Zehnder y Carlos Arias votaron a favor del incremento (como esperaba la presidenta de la Comisión de fiestas a más de USD 300 mil). Andrea Scacco emitió su voto en blanco, que al final se sumó a la mayoría, y Diana Harrington, Hilda Herrera, Juan Manuel Mantilla y Carina Rivadeneira votaron en contra de aumentar el rubro y decidieron que las fiestas se realicen con el monto que estaba dispuesto y que se reestructure la agenda de fiestas, incluyendo los eventos de la sociedad civil.

Intervención. Al conocer la votación, Zehnder, lamentó la decisión y dijo que USD 300 000 dólares no eran suficientes. “No quiero ahondar en el tema, pero las experiencias que se han vivido con nuestros proveedores (refiriéndose a Miguel García), “son la única maldita razón de por qué el Concejo Municipal, no quiera aprobar un informe de fiestas”, señaló molesta la vicealcaldesa.