02-09-2018 | 00:00

“Dos millones en consultorías sin ningún resultado”

“Es necesario bajar el gasto corriente y hacer una reestructuración administrativa. Hoy bordea el 28% del presupuesto cuando en otros GADs alcanza el 15%”.

Ibarra. Para los otavaleños fue una sorpresa el hecho de que el actual concejal Marco Torres Oña, nacido en la parroquia González Suárez, haya anunciado su nombre como candidato oficial por Unidad Popular y el movimiento “Juntos” a la alcaldía de Otavalo.

Visitó el Norte TV y en medio de la entrevista política dijo varias de “sus verdades”.

-¿Qué le motivo ser el nuevo alcalde de Otavalo?

Me motivó porque al trabajar como concejal en estos últimos años hemos visto que Otavalo necesita de un técnico para resolver los problemas que tiene.

Un ejemplo... Uno de ellos es el mercado 24 de Mayo y hemos hecho las observaciones para que haya cambios en la parte administrativa. Hay necesidad de realizar una intervención en la parte física con el fin de eliminar las molestias que provoca a los comerciantes y a los ciudadanos.

-¿El mercado fue una solución?

En parte. Es necesario trabajar un poco más para dar una solución definitiva a este problema.

-¿Qué hizo usted como concejal para ahora denunciar como candidato?

En mi calidad de concejal he fiscalizado. En el caso del mercado pedí que no se ponga pintura epóxica por la que se pagó por cada metro cuadrado USD 83, pedí que se ponga porcelanato que tiene un costo menor, aproximadamente USD 50. Se hizo caso omiso y ahí están las consecuencias.

-¿Cuánto se pagó por eso?

Por el piso con pintura epóxica se hizo una liquidación por parte del municipio por alrededor de 1 millón 600 mil dólares.

Se habló de sobreprecio... Normalmente la pintura epóxica tiene un costo de 24 dólares pero se pagó por metro cuadrado 83 dólares. Ahí hay un excedente que vía contrato complementario se realiza este egreso.

Hubo la denuncia ante la Contraloría. ¿Qué pasó?

Hay un informe definitivo de la Contraloría y eso estamos exigiendo que se nos indique qué es lo que pasó con la investigación para que la Contraloría actúe y exija los justificativos que debe conocer la ciudadanía.

-¿Qué se debe cambiar?

Nosotros le hemos sugerido al señor Alcalde que debe corregir la parte administrativa e inclusive nos hemos referido a los técnicos que laboran en cada dirección, pero cada año el Alcalde se ha comprometido, pero no ha cumplido con su palabra.

-¿Hay contratistas que no han cumplido?.

Hemos hecho un seguimiento, no solo a los adoquinados, sino a otras obras con otros contratistas. Tal es el caso de un contratista de Guayaquil para ejecutar canchas de material sintético en 11 comunidades. No se cumplió y se rescindió un contrato de alrededor de USD 5 millones. Las obras están a medio hacer, abandonadas y eso representa pérdidas para Otavalo.

-¿Los adoquinados se hacen con una empresa de Riobamba?

Es el consorcio Génesis. Está ejecutando adoquinados en diferentes barrios de la ciudad por un monto aproximado de USD 2 millones 500 mil. Hemos hecho un seguimiento para que cumpla a cabalidad y con las especificaciones técnicas de los materiales.

-¿Hay estudios que justifiquen esas obras?.

Le pedimos los estudios definitivos de las calles que se están adoquinando y sorpresa, no hay esos estudios. Ahí es cuando en forma antitécnica comienzan a hacer sobre excavaciones más allá de lo normal y eso representa mayor costo para el presupuesto de la obra y al final quien termina pagando es el pueblo. Lo importante es exigir que se tenga los estudios definitivos para continuar con las obras.