13-03-2018 | 16:15

Alexandra Enríquez hace honor a la campaña Mujer al volante, no es peligro constante

     

    mujervolante

    Ibarra.- "Mujer al volante no es un peligro constante" es la campaña que promueve Movidelnor por el Mes de la Mujer. Este eslogan lo pone en práctica desde hace 18 años Alexandra Enríquez como chofer profesional.

     

 

El servicio público es su vocación. Inició como conductora de taxi y hace dos años maneja el bus número 68 de la Cooperativa de servicio urbano 28 de Septiembre. “Las mujeres siempre estamos más pendientes, más atentas, más cordiales y somos más seguras al volante”, afirma.

El esposo de Alexandra también es su compañero de la trabajo en la Cooperativa 28 de Septiembre. Conduce la unidad número 56. La pareja tiene tres hijos; comienza su labor a las 05:00 y termina a las 21:00, todos los días.

La madre de la mujer conductora apoya en el cuidado de sus hijos de 18, 16 y 12 años. Trata de compartir con ellos en su día libre, en actividades deportivas, con un tiempo de calidad, más que de cantidad.

“La mejor profesión que pude haber escogido es ser conductora de vehículos”, asegura.

Hace 18 años, cuando comenzó en el taxi, algunos hombres la veían con asombro, recuerda Alexandra. Que se vaya a cocinar, era uno de los comentarios machistas que escuchaba.

Sobre la campaña impulsada por Movidelnor, considera que debe socializarse a nivel nacional. “Las mujeres reclamamos la igualdad de género, en todo aspecto. Luchen por sus sueños, si les gusta algo, luchen por alcanzarlos. Dios nos dio ese don para que todos nos superemos”.

En los 18 años en la conducción Alexandra nunca ha sufrido un accidente.

Cifras. El gerente Operativo de Tránsito de Movidelnor, coronel Héctor Paredes, precisa que de cada 10 accidentes, en los 15 cantones de la mancomunidad, siete han sido causados por hombres en 2017. En lo que va de 2018, el 77,1 % de infracciones de tránsito fueron cometidas por hombres y el 22,9 % por mujeres.

Paredes recalca que la percepción de que una mujer al volante es un peligro, no es cierto porque las cifras demuestran todo lo contrario.

“Las mujeres son más cautelosas al conducir y, mucho más, cuando llevan a sus hijos, los protegen hasta con su vida”, se manifestó desde la Comisión de Tránsito del Ecuador.