Guerrero que superó el cáncer recibió honores en graduación de bomberos

Ratio:  / 0
MaloBueno 

bomberoscancer
Ibarra.- Paulina Yantalema no tuvo una infancia normal desde los 7 años, pues su familia se concentró más en su hermano Carlos, quien empezó su batalla contra el cáncer desde los 4 años.

Al inicio no sabía qué tenía, pasó un buen tiempo sola en su casa, “a pesar de todo mi hermano se ha mantenido fuerte, ha sido muy valiente”.

La familia se separó y solo se veían los domingos, Paulina nunca pudo ver a su hermano en el hospital.

La familia pensó que ella iba a perder el año, sin embargo, demostró que no fue así, salió con honores y recibió diplomas, “fue una alegría para mi mamá, lastimosamente no me pudo acompañar ese día porque estaba con mi hermano en el hospital”.

Para Paulina esta enfermedad no es cualquier cosa, “sino se sigue al pie de la letra lo que dicen los médicos puede existir una recaída y las consecuencias son muy graves”.

Superación.- Anita Tatés es la madre del guerrero, aseguró que la vida de su hijo es un regalo. “Los seis primeros meses fueron muy duros, pero con la bendición y fortaleza de Dios hemos salido adelante, no es nada fácil, pero aquí estamos”.
Su hijo fue dado de alta en este año. “Tuve que dejar a mi hija pequeñita sola o encargada a veces, porque tenía 7 años, mi hija Paulina también lo ha superado mucho”.

Graduación.- En la ceremonia de graduación de 13 bomberos, Carlos recibió el nombre de bombero honorífico junior por su lucha contra la leucemia.

En el acto recibió un certificado y un uniforme bomberil, pero antes se proyectó un video del guerrero de 13 años donde mostró que pasó un día como bombero en Ibarra.

“Me siento bien al recibir este nombramiento porque era un sueño que tenía cuando era pequeño”, dijo el adolescente, quien indicó que le gusta el traje porque quienes lo usan, “son valientes y salvan la vida de muchas personas”. Para Carlos, el cáncer es una batalla larga y dura de superar, “pero con esfuerzo y siguiendo los pasos del médico sí lo podemos combatir”. Él aconseja a los guerreros que sigan luchando, que no es una batalla perdida, “no se rindan, tengan fe”. En el evento de graduación la esposa del alcalde Álvaro Castillo, Sandra Monge entregó el certificado y en su intervención mencionó que se siente honrada al reconocer la lucha de Carlos, “tienes que seguir viviendo el día a día”, le dijo al guerrero.