Congestión vial .... es la calle sin salida de Ibarra

Ratio:  / 0
MaloBueno 

caosIBARRA. Transitar en vehículo por el centro de la ciudad es cada vez más difícil. Fernando Ortega, de 32 años de edad y comerciante, ha experimentado el problema en carne propia. Dice que hace cinco años el tema no era tan complejo. Circulaba con normalidad y para estacionarse no había que buscar mucho. Hoy es toda una odisea. Fernando recorre Ibarra dos veces por semana, pero aseguró que para la próxima vez pensará dos veces en transitar en su auto.


POLOS OPUESTOS
Más de un estudio sobre el sistema de tránsito y transporte en el cantón se elaboró al interior de la municipalidad en administraciones pasadas. Incluso toparon la idea de que funcione un tranvía.
Edgar López, principal de la Empresa de Movilidad (Movildelnor) reconoce que existe un problema de tránsito en la ciudad, pero dijo que buscan alternativas para solucionar el congestionamiento, especialmente en el centro de la Ciudad Blanca.
“La problemática del sistema de transporte tiene algunos ejes. Hay un estudio que se hizo el año pasado. Se debe hacer una reestructuración de líneas o paradas de buses y trabajar con el transporte convencional”, dijo el funcionario municipal. Sin duda que el dolor de cabeza está marcada en algunos sectores de Ibarra y para muchos el talón de aquiles es el crecimiento del parque automotor, como también el transporte público, los taxis convencionales y ejecutivos.
Hace seis años se contabilizaron en Ibarra alrededor de 827 taxis. En este año se registra más de 1500. Es decir que aumentó más 727 automotores.
Nelson López, director académico de la Escuela de Conducción de la Universidad Técnica del Norte y exjefe de tránsito de Imbabura tiene claro el panorama.
“La infraestructura de las vías son las mismas de hace 10 años. No existen arterias de desfogue. Las avenidas Mariano Acosta y Cristóbal de Troya están saturadas y no se diga en el centro de Ibarra. Para mí no debería existir ningún sistema de parque tarifado en el centro de la ciudad. Esa no es la solución”, dijo López.
Mientras que para el director de Movidelnor Edgar López, el parqueo tarifado funciona y mantiene ordenada la ciudad.
CONGESTIÓN TOTAL
En Ibarra circulan 295 unidades de las cooperativas 28 de Septiembre y San Miguel de Ibarra. Parte de esos automotores transitan por la calle Sánchez y Cifuentes, Pérez Guerrero, Colón y Velasco. En esa zona cruzan cerca de 11 líneas correspondientes a las dos operadoras lo que hace intransitable. Por ejemplo un vehículo particular se demora en cruzar la ciudad por esa arteria entre 15 y 20 minutos.
Además hay en esa dirección entre 6 y 8 paradas que generan problema de flujo vehicular. Sin embargo para Marcelo Yépez, presidente de la cooperativa 28 de Septiembre, los buses urbanos no son los que causan embotellamiento.
“Actualmente tenemos 15 líneas operativas y controladas. Hace falta un reordenamiento vehicular. No hay respeto a las paradas”, dijo el dirigente.
En el cantón se exhiben 150 paradas. Según la Ley de Tránsito el espacio para que un bus se estacione sin problemas es de nueve metros posteriores al la zona de desembarque y 18 en la parte de atrás, pero no se cumple. Inclusive hay vehículos privados que se aparcan en esa zona exclisuva para los buses.
Según un estudio las vías de alto embotellamiento son: la Sánchez y Cifuentes, Pérez Guerrero, Sucre y Rocafuerte.

LAS SEMITERMINALES
A lo largo de las avenidas Mariano Acosta y Cristóbal de Troya se ubican paradas, pero que según López, se convirtieron en semiterminales, que al final generan caos vehicular.
“Les llamaría miniterminales porque se ubican al costado izquierdo y derecho para embarcar y desembarcar pasajeros el tiempo necesario. En ese sitio no hay control”, manifestó.
Otro foco de congestión está localizado a la altura del Centro Comercial La Plaza Shopping Center. Allí no hay paradas definidas para el servicio urbano.

LOS SEMÁFOROS
En el 2013 se inició un plan de semaforización inteligente que fueron instalados en 132 intersecciones.
La avenida Jaime Rivadeneira, Bolívar, Sucre y Rocafuerte son las arterias que registran la mayor cantidad de semáforos.
“La gran cantidad de semáforos también generan problemas al tránsito. Se debería ejecutar un estudio sobre este tema. Lo ideal sería regular el tiempo de los equipos”, dijo.

POSIBLE SOLUCIÓN
En ciudades como Ámsterdam, capital holandesa la bicicleta ha conformado una alternativa de movilidad que puede compartirse con el auto, durante viajes cortos o como una opción de recorrido completo.
Para muchos la bici sería una alternativa al problema de movilidad. Juan Manuel Mantilla, concejal de Ibarra y promotor del uso de la bicicleta, dice que hace falta voluntad política clara para cumplir con proyectos como por ejemplo con un sistema de bicicleta pública, que genera una solución eficiente y que evita descongestión y descontaminación. Mientras no lleguen este tipo de alternativas, Ibarra seguirá ahogada en el caos vehicular.