¿Quién responde por los errores en la elección de la reina de Ibarra?

Ratio:  / 5
MaloBueno 

eleccionIBARRA. La reina de Ibarra, Janina Guzmán, recibió el lunes 19 de septiembre una banda provisional con los colores bien ubicados de la bandera de Ibarra.

No se lo hizo en un acto público, pues esto no tiene sentido, según Laureano Alencastro, presidente del Comité de Fiestas del Municipio de Ibarra.

32 mil dólares aproximadamente fue la inversión para el evento de elección de la reina.

Mateo Carrillo, uno de los auspiciantes, donó la corona y las bandas.
Sobre la banda de Amistad que se le entregó erróneamente a Gabriela Rosero, Alencastro afirma que el auspiciante se comprometió a tomar acciones para que Banderines Gutiérrez pueda entregar la banda que le correspondía, es decir la de Confraternidad.

¿Por qué no se revisaron los detalles antes del evento? “Esto lo puede determinar la persona organizadora y la productora del programa”.

Como responsable de la coordinación del evento, Laureano Alencastro citó a María José Torres, directora de Comunicación del Municipio de Ibarra y “delegada directamente por el Alcalde para organizar la coordinación”.

María José Torres, directora de Comunicación del Municipio de Ibarra, afirma que administrativamente se toman los correctivos y que “se deben sancionar estos hechos. No se pueden repetir...”

Sobre la organización, dijo que no era responsabilidad del Departamento de Comunicación del Municipio sino de la Empresa de producción LAM Music, contratada para todos los eventos.

“Normalmente en todas las instituciones el rol de Comunicación era ejecutar la elección de la reina. Este año Comunicación no ha hecho más que convocar a los medios, hacer la pauta en los diferentes medios, redes sociales, relaciones públicas y hemos hecho la convocatoria para el reinado de Ibarra...”, asegura.

Opina que es penoso que “personas contrarias a la administración quieran convertirlo en un tema político”.
La producción y organización de las fiestas está a cargo de la empresa

LAM Music; proveedora de bienes y servicios a la que se adjudicó el contrato por 256 mil dólares más IVA.

La empresa, mediante régimen especial, fue contratada directamente por el Alcalde de la ciudad, explicó el concejal Alencastro.

¿Qué lección es la que deja este evento para evitar que vuelvan a suceder errores como el cambio de orden de los colores de la bandera o que no se entregue la banda a una de las integrantes de la Corte de Honor? Laureano Alencastro responde que solo hay una realidad, “aquí y en cualquier parte del mundo los eventos están organizados por seres humanos y los seres humanos a veces podemos cometer errores”. Se trata de un error de buena fe.

Siempre habrá cosas que mejorar y corregir, según el Concejal.
Ante las críticas en redes sociales por un familiar de una de las candidatas que no ganó, Alencastro precisa que el jurado calificador foráneo no tiene compromisos ni con el Alcalde ni con el Presidente de la Comisión.

David Gutiérrez, propietario de Banderines Gutiérrez, asegura que al momento de señalar las especificaciones para la banda de la reina de Ibarra se les solicitó que se realice con los colores mitad blanco, mitad rojo, en ese orden y con letra bordada en oro.

“Si los colores de Ibarra son mitad rojo y mitad blanco a los que deberían reclamar es al comité organizador. Nosotros nos limitamos a producir lo que nos pidieron”.

En el pedido, Gutiérrez explica que se solicitó la confección de cinco bandas: Reina de Ibarra, Turismo, Simpatía, Cultura y Tradición y Amistad, no la de Confraternidad y que fueron entregadas a inicios de la semana anterior y no a última hora.

David Gutiérrez afirmó que la persona que solicitó la confección fue Nataly Carrillo, esposa de Pablo Montiel, quien está encargado de la producción y organización de las actividades por las fiestas.

Confusiones por una declaración

En la edición de ayer de Diario EL NORTE en la página 3 se publica “...la directora de Comunicación María José Torres en su cuenta de WhatsApp dijo que eso pasa en las mejores familias...”, en relación al error en los colores cambiados en la banda para la reina entrante de la ciudad.
Es necesario indicar que este criterio no fue realizado por la Directora de Comunicación sino que se publicó en un grupo de WhatsApp por parte de uno de sus integrantes.

Ofrecemos disculpas ante esta confusión.

Nota de la Redacción

Reconocemos la imprecisión en la noticia publicada ayer, pero en ningún momento se trata de una “novela que vende muy bien”, como a través del mismo grupo lo ha manifestado la funcionaria municipal.

Como medio de comunicación lo que hacemos es informar los hechos sucedidos ante los errores que se evidenciaron la noche de la elección de la reina de Ibarra. Colores cambiados de la bandera; demora en la presentación de la última artista debido a que en el evento los músicos probaban los equipos porque no lo hicieron antes. Una banda de Confraternidad que no la mandaron a confeccionar y que no se tomó en cuenta al momento de la elección. Los ibarreños merecemos una explicación.