Policías Municipales se capacitan en manejo de crisis

Ratio:  / 0

Untitled 5Ayer se graduó el segundo grupo de policías municipales de Ibarra que está cursando una capacitación en siete áreas de atención como parte de un convenio entre el GAD Municipal de Ibarra y el Municipio Metropolitano de Quito.


El tercer grupo de policías viajará a la capital el lunes y con ellos son120 efectivos los que completan el proceso que se desarrolla la Unidad de Capacitación del Cuartel General de la Policía Metropolitana.
Los cursos recibidos en Quito les permitirán fortalecer sus conocimientos, habilidades y destrezas para un efectivo desempeño de sus funciones en beneficio de la sociedad, dijo Wilma Ayala, Coordinadora de Seguridad Ciudadana
Entre los temas tratados están gestión de riesgos, normativas legales, la primera respuesta, apoyo a la seguridad, policía de turismo, acercamiento comunitario y manejo de crisis. Siendo este último el tema más reforzado, según enfatizó Juan Zapata, secretario general de Seguridad del Municipio Metropolitano de Quito, dependencia a cargo de la formación.

 

ABUSO EN VIDEO
Hace un casi dos meses, circuló en redes sociales un video en el que se podía ver una lucha entre la policía municipal del cantón y una vendedora.
El video muestra como la vendedora sufre golpes y una fuerte caída desde el vehículo de los efectivos al intentar recuperar su producto.
Sobre este caso, Wilma Ayala indicó que el uniformado que estaba a cargo del operativo que se llevó a cabo en ese momento, fue sancionado.
La sanción la determina Talento Humano, por lo que Ayala no pudo informar cuál fue la amonestación que recibió el policía municipal. Sin embargo indicó que han sido ya cuatro gendarmes los que ya han sido separados de la entidad por diferentes casos.

MANEJO DE CRISIS
Juan Zapata por su parte dijo que la capacitación que están cursando los efectivos ibarreños en la capital está siendo reforzada en temas de manejo de crisis.
“Lo principal para ser un policía municipal es amar lo que se hace, pensar que el uniforme nos convierte, primero, en funcionarios públicos. Es decir el uniforme jamás puede ser sinónimo de abuso sino de servicio”.
A esto se suma la capacidad de manejo de crisis.
“Tienen que saber cómo actuar y reaccionar en base de la paciencia”, expresó.