Empresarios disminuyen inversión para el nuevo año lectivo

Ratio:  / 0

utiles

El lunes 15 de agosto de 2016 venció el plazo para el pago del décimo cuarto sueldo que corresponde a un salario básico de 366 dólares y que, generalmente, se lo emplea en la compra de útiles escolares y uniformes para que todo esté listo para el nuevo año lectivo que comienza el lunes 5 de septiembre.

Papelerías, librerías y sitios de confección de uniformes se encuentran con su mercadería lista para atender a sus clientes, aunque los propietarios no son tan optimistas ante la ola de personas que prefieren adquirir útiles escolares a Ipiales, Colombia. Adriana Malquín, propietaria de la fábrica Polos y Bordados, dice que el panorama no es alentador, pues a esta época, en años anteriores tenían un 40 % de uniformes vendidos y que ahora espera el inicio de las matrículas para empezar a vender los uniformes. “Estamos un poco asustados porque ya estamos a mediados de agosto y la venta aún no empieza”.

En Polos y Bordados se confeccionan uniformes de unidades educativas San Francisco, Bethlemitas, La Inmaculada Concepción, Víctor Manuel Guzmán, Oviedo, entre otros planteles. 55 dólares bordea el costo de uniformes. Adriana comenta que no existe incremento en los precios y que el único valor que se aumenta es el 2 % del IVA que aumentó de 12 al 14 %. La proyección de Polos y Bordados para este año es vender uniformes para 500 estudiantes y otros 500 en venta mayorista a instituciones. La inversión supera los 30 mil dólares en Polos y Bordados. Karol Saona es cajera en la Librería Popular. Ella afirma que los precios de los cuadernos bajaron en relación al año anterior.

Por ejemplo, cita que los cuadernos nacionales pasaron de $ 1,25 pasaron a 95 centavos, incluido el IVA. Lápices y borradores también bajaron de precio. Un lápiz que antes costaba 20 centavos, ahora cuesta 15. La lista de útiles bordea los 20 a 35 dólares, explica Karol, de acuerdo con el año de básica.

Sara Rodríguez, propietaria de Librería Popular, manifiesta que las promociones se convierten en una atracción para los clientes, por temporada escolar.

Los descuentos son importantes, pero Sara es consciente de que la competencia con Colombia es difícil de combatir y que sí afecta el hecho de que los ecuatorianos prefieran comprar los útiles en el vecino país y no adquirir los productos en Ecuador.

En su librería optó por realizar convenios con instituciones para establecer créditos que se pagan a través del descuento en roles. Carlos Mera, propietario de Mega Provesum, asegura que los precios no se incrementaron en relación al año pasado y que disminuyeron para poder acceder a mayores clientes.

La inversión también bajó.

Para el año lectivo pasado, en Mega Provesum el monto fue de 500 mil dólares para la época escolar, pero para este año lectivo fue de 300 mil dólares.

Dice que toma precauciones ante la salida de gente a Ipiales lo que puede ocasionar bajas ventas en su negocio. “No sabemos qué puede pasar”, reflexiona Mera.

El empresario visitó Ipiales para comparar los precios de los cuadernos con los que se venden en Ecuador. Asegura que no existe mucha diferencia y que el usuario debe gastar más al visitar el vecino país, tomando en cuenta los gastos de transporte y alimentación.