Ciudadanos molestos, el agua no llegó a la hora programada

19:46 552 hits

Ciudadanos molestos, el agua no llegó a la hora programada

Ratio:  / 0
MaloBueno 

1Otra vez volvimos a despertar sin una gota de agua, esta vez en los sectores de la parroquia Caranqui; avenida El Retorno desde la calle Hernán González de Saá hasta Chugchupungo; parroquia La Esperanza; Rumipamba; Punkuwayku y en las partes altas de San Antonio.


La empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Ibarra, Emapa-I, informó el pasado martes a través de un comunicado que, por instalaciones de un macromedidor en la planta de Guaraczapas, el agua se suspendía el 3 de agosto por el lapso de 12 horas (desde las 10:00 hasta las 22:00). Sin embargo, a las 22:00 de anteanoche no se restableció el servicio.
La mañana de ayer, en el sector sur de Tanguarín, el agua llegó una hora con poca fuerza. Yajaira Farinango vive con 11 familiares en una casa. Supo que el agua se iba a suspender porque a través de un parlante se avisó a los moradores de Tanguarín.
“Como dijeron que iba a llegar a las 22:00 solo recogimos poco y ahorita estamos sin agua”, dijo Yajaira a las 10:00 de ayer. A las 07:00 llegó poca agua a la casa de Yajaira, pero no alcanzó a coger casi nada porque se suspendió de inmediato.
Esta familia conformada por 11 personas pide a las autoridades: “que nos den arreglando, que nos den el agua. Para cobrar eso sí, sin falta, entonces tiene que tratar de acomodarnos para nosotros también poder pagarles y sino...”.
La casa de Zoilo Bedón con su esposa está ubicada en la calle Princesa Paccha, comenta que toda la mañana y la noche del miércoles no hubo agua. Pero para abastecerse un poco y comer, compró un botellón de agua que cuesta 1,25.
A las 08:00 de ayer se restableció el servicio en su casa, logró llenar su lavandería, pero a las 10:00 volvió a ser suspendido. Mientras Zoilo hablaba de este problema, su vecino también comentó: “No tenemos agua, casi todos los días nos quitan a las 06:00. Tenemos que levantarnos a las 05:00 a coger agua, caso contrario, no tenemos ni para cocinar”.
Del tanque de la lavandería utiliza el agua para los baños y para la comida recoge en los recipientes. “Nos dicen que hay una falla por aquí, que están los técnicos, pero hasta cuándo venimos reclamando, yo he ido a reclamar en Emapa. Pero, en cambio sí nos cobran el mensual completo”, explicó el vecino de Zoilo.
A las 10:30 pasó un tanquero por la casa de este ciudadano. El conductor le informó que iba hasta el sector de Bellavista. Mientras que el pasado miércoles, Zoilo indica que no hubo ni un tanquero por su sector.
Como cuando llega el señor de los helados a las afueras de una escuela, así llegó el tanquero a Caranqui y la gente se amontonó para recoger agua en uno, dos, tres y hasta cuatro baldes.
Por una manguera gruesa el agua salía del tanque del carro de los bomberos. Fue como si les devolvieran la vida, alrededor de unas 20 personas llegaron hasta la esquina donde estaba estacionado el tanquero.
De sus casas salían con los baldes en las manos y corrían hasta la esquina donde estaba estacionado el tanquero regalando agua. Mientras esperaban que se llenaran los baldes, comentaban que prefieren que se vaya la luz y no el agua. Al frente de la casa de Luis Becerra se estacionó el tanquero.
“Dijeron que el agua se iba desde las 10:00 hasta las 22:00 del miércoles, pero ya son las 11:00 y no llega”. Becerra indica que toda la vida ha existido este problema. “Pero ahora dicen que es porque se han dañado las plantas arriba, ojalá arreglen rápido”.

 

 

Adela Tirira supo que el agua iba a faltar este miércoles. “Decían que a las diez de la noche nos daban, pero ya se acabó lo que recogimos. Que se vaya la luz y no el agua”. Cuatro baldes llevó hasta su casa, uno para la comida y el resto para los baños.
Adela y sus vecinos recordaron que hace ocho años los tanqueros llegaban hasta Caranqui a dejarles agua. “Le digo a los vecinos que a los años nos hace falta el agua”.
Esta moradora pide a los responsables del servicio que estén siempre en actividad en las fosas para que estén pendientes, que si hay alguna pieza dañada se arregle a tiempo, y es preferible que quiten el agua en la noche, pero no todo el día”.
El artículo 215 de la Constitución de la República del Ecuador protege los derechos de los ciudadanos. Katerine Andrade, delegada provincial de la Defensoría del Pueblo, en Ibarra, explica que ayer recibió una llamada de la suspensión del líquido vital.
“Hubo una publicación anterior en donde se señalaba que no iba a haber agua de 10 de la mañana hasta las 10 de la noche, pero al parecer existe un problema más grave. Creo que ha entrado aire al sistema de agua y por eso realizan los arreglos, que se ha ido mucho más allá del tiempo”.
Como Defensora del Pueblo, Andrade indica que se ha hecho el acercamiento directamente con la Emapa. “Tengo entendido que el señor gerente está en el sector de Guaraczapas haciendo los trabajos para de esta manera subsanar el tema”.
La función de la Defensoría del Pueblo es la tutela y vigilancia de que los prestadores de servicios públicos domiciliarios den un servicio adecuado y eficiente, informa la Constitución.
“El tema va mucho más allá, creo que la ciudadanía tiene el derecho de estar informada y si hay este tipo de eventualidad se deben tomar las precauciones, ser más ágiles en dar una respuesta a la ciudadanía. Se solicitó de la manera más comedida que se coordinara con el Cuerpo de Bomberos a fin de que provea de líquido vital, mientras siguen avanzando los trabajos”, explica Andrade.
A las 12:35 de ayer Diario EL NORTE realizó una llamada telefónica a Raúl Beltrán, encargado de la gerencia de Emapa. Manifestó que se encontraba en Guaraczapas realizando un operativo para poder resolver el problema. “Por lo que estaba programado, hubo un imprevisto, ingresó aire en la tubería de conducción desde Guaraczapas hasta Caranqui, lo cual impide que pueda pasar el agua. Estamos en el proceso de operación de válvula para poder enviar agua a la parte que está afectada”.
Beltrán informó que estaban con todo el equipo de Emapa trabajando, cerca de dar una solución. “El servicio se irá restableciendo poco a poco a partir de esta tarde (ayer) desde la parte baja y a los sectores afectados, y poco a poco se restablecerá hacia las partes altas”.
Según Beltrán se coordinó con pocos tanqueros (porque no se pensó que existiría un problema técnico) el pasado miércoles, para que abastezca a la ciudadanía afectada.
Pero ayer se coordinó con seis tanqueros del Cuerpo de Bomberos para que recorran y abastezcan de agua en los sectores afectados.
Raúl Beltrán señaló que los lugares afectados fueron: Caranqui y la parroquia Esperanza, una parte de San Antonio, la parte alta de Los Ceibos y el barrio La Bola Verde.

INSTALACIÓN
El macromedidor fue cambiado el pasado miércoles en Guaraczapas, como se tenía programado. Además, se hicieron otras reparaciones, pero hubo el problema del ingreso de aire a la tubería. “Tuvimos este problema lamentablemente, pero estamos trabajando aquí para tratar de solucionar”.
El macromedidor que se cambió en Guaraczapas fue el último y el más grande que se instaló. Luego de solventar el problema que se presentó de imprevisto. Emapa espera que ya no existan más inconvenientes sobre la falta de agua.
“A veces en estos sistemas que son un poco delicados ocurren imprevistos que realmente nos afectan, esperemos que ya no haya ningún inconveniente y el día de mañana (hoy) podamos estar ya con el sistema de abastecimiento normal”, aseguró Beltrán.