Ultimátum para la UNE genera reacciones en Imbabura

Ratio:  / 0
MaloBueno 

uneIBARRA. El ultimátum presentado por el Ministerio de Educación en contra de la Unión Nacional de Educadores, UNE, está generando la reacción de los miembros y exmiembros de esta organización a nivel de Imbabura y país.


 “Esta es otra de las barbaridades de un Gobierno perverso, es una actitud dictatorial, que pretende acabar con las instituciones tradicionales y críticas que hay en este país”, dijo el dos veces presidente provincial de la UNE en Imbabura y actual legislador, Antonio Posso.

MÁS CRÍTICAS
El exintegrante del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, CPCCS, David Rosero, dijo que lo que se quiere hacer con la UNE ya se hizo en su momento con la Fundación Pachamama y reiteró que el Gobierno persigue a grupos y organizaciones que piensan diferente al Régimen.

“Las organizaciones no se crean por decreto presidencial, se crean y viven para las reinvindicaciones de un gremio, pero por qué se da esa persecución, porque simplemente la UNE denunció al Gobierno ante la Organización de las Naciones Unidas y también ante la Organización Internacional del Trabajo por el atropello a los estudiantes, al magisterio y a los trabajadores de la Educación.

“Además, por tener una serie de políticas retrogadas, recién falleció una persona jubilada sin poder hacer uso de los beneficios de la jubilación. Las famosas escuelas del milenio que no están aseguradas”, dijo David Rosero.

Luis Villacís, exdirigente del gremio de educadores, afirmó que se trata de una represalia del Gobierno porque sus dirigentes participaron en las sesiones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas; ante los cuales presentó información sobre supuestas violaciones a los derechos de los trabajadores de la educación.

Rosana Palacios, presidenta nacional de la UNE, rechazó ayer la acción del Ministerio e indicó que el proceso es nulo e inconstitucional. En la reunión de hoy se revisarán también las acciones de protesta.

LA OTRA PARTE
El Ministerio de Educación inició el proceso de disolución de la Unión Nacional de Educadores (UNE) por supuesto incumplimiento al reglamento para el funcionamiento del Sistema Unificado de Información de las organizaciones sociales y ciudadanas.

La notificación la realizó el subsecretario de Educación del Distrito Metropolitano de Quito, Fernando Yánez, quien otorga el término de 15 días a los dirigentes de la organización para que presente evidencias o pruebas de no haber incurrido en las causales establecidas en el reglamento, de lo contrario podrá ser disuelta en el término de 20 días.
“Estoy sorprendido por esta convocatoria de la Red de Maestros que es una organización no para defender a un partido político sino para defender a los jóvenes y a la educación”, enfatizó en este año en uno de sus discursos el Presidente Rafael Correa

El presidente reconoció el aporte de la nueva Red de Maestros por la Revolución Educativa, que ahora sí ofrecen propuestas y no protestas, en alusión al gremio de la Unión Nacional de Educadores (UNE).
Wilmer Santacruz, representante nacional de la Red de Maestros, dijo que ese no es un tema exclusivo de la organización a la cual representa.

El inicio del proceso, por parte del Ministerio, es por el supuesto incumplimiento al reglamento para el funcionamiento del Sistema Unificado de Información de las organizaciones sociales y ciudadanas.

HISTORIA DE LA UNE
Su trayectoria inicia en 1934, cuando luego de varias luchas se conforma el Primer Sindicato de Educadores Primarios en Azuay y Pichincha, con el objetivo primordial de organizar al magisterio del país y alcanzar reivindicaciones profesionales, salariales y sociales, un 13 de abril de 1938, como un homenaje al Día del Maestro.

Atendiendo el pedido de los docentes, el general Alberto Enríquez Gallo, quien presidía el Ecuador en esa época, declaró obligatoria la sindicalización del profesorado fiscal y aprobó la Ley de Escalafón del Magisterio, siendo éste un triunfo importante para el desarrollo del trabajo docente.
Ha mantenido una posición crítica frente a varios gobiernos, siendo víctima de persecuciones, de encarcelamientos de sus dirigentes y hasta asesinatos.

El gobierno de Arroyo del Río ilegalizó a la organización; en 1944 se desarrolló el “Primer Congreso Nacional de Educadores Ecuatorianos”, en el Teatro Nacional Sucre en Quito, del 1 al 4 de agosto, con la participación de 83 delegados de las provincias de todo el país, siendo la resolución más importante consolidar el sindicato nacional y conformar la “Unión Nacional de Educadores”, con afiliación libre, no obligatoria y personería jurídica, la misma que se alcanza en 1950 consta en el R.O. de noviembre del mismo año.

En 1977 la dictadura ilegítima a la UNE, retirándole la personería jurídica, y encarcelando durante un año a los principales dirigentes nacionales y del Guayas, además canceló a más de 300 maestros y enjuició a 50.

En 1978, en el retorno a la democracia luego de un largo proceso de lucha y razón, se restituye a sus cargos a los maestros, y en 1979, por la presión del diputado Jaime Hurtado en el Congreso Nacional, en el gobierno de Jaime Roldós Aguilera, es restituida la personería jurídica del gremio hasta la actualidad.