Juan rindió el ENES y quiere ser ejemplo para sus hijos

Ratio:  / 2
MaloBueno 

juanokii

IBARRA. Juan José Anrango Salazar, de 45 años,   fue uno de los 1632 estudiantes que llegaron ayer hasta las instalaciones de  la Unidad Educativa Teodoro Gómez de la Torre, con el objetivo de cumplir con el Examen Nacional para la Educación Superior (ENES).  


HISTORIA
Ayer no fue un día común y corriente para Juan, quien habita en la comunidad San Francisco de Manzana perteneciente  a la parroquia El Sagrario.
El ciudadano, quien se  dedica a la agricultura y es padre de tres hijos, se levantó a las 04:00, para una hora después tomar el bus de la Cooperativa Campesinor y  llegar  a las 08:30 a la U.E. Teodoro Gómez, donde  cumplió  con el examen.   
Juan mencionó que     durante  los últimos seis meses  trató de prepararse lo más que  se pueda, ya que no puede descuidar el trabajo de campo que desempeña en uno e los sectores rurales de la capital imbabureña.
Vestido con  pantalón café oscuro, camisa celeste a cuadros  y sombrero negro, se mezcló en medio del resto de bachilleres, quienes aspiran a obtener un cupo en alguna de las universidades públicas del país. En ningún momento, mientras estaba en el patio principal de la institución educativa,  se sintió nervioso.
Escuchó con atención la intervención de Daniel Suárez, coordinador de Zonal  1 y 2 de la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt),  quien estuvo ahí para inaugurar la jornada. Finalizada la inauguración, Juan Anrango se dirigió a la aula número tres para junto a 32 estudiantes más, rendir el examen ENES.
Él decidió estudiar para superarse, pero sobre todo para dar un buen ejemplo a sus hijos. La aspiración de Juan es lograr los puntos necesarios para ingresar a la Universidad Técnica del Norte (UTN) y seguir la carrera de Ingeniería Comercial, pero deberá esperar un poco más, ya que las notas se conocerán en agosto próximo.