Satisfacción por avances del sistema de agua potable Pesillo-Imbabura

Ratio:  / 0
MaloBueno 

pesillo okIBARRA.- El Alcalde de Ibarra y Presidente de la Mancomunidad del sistema de agua potable Pesillo-Imbabura,Álvaro Castillo Aguirre, expresó su satisfacción con el avance que registra esta obra, en el ámbito de gestiones, trabajo técnico y la convocatoria a licitación internacional de la obra, que se realizará el 17 de julio.


La autoridad municipal agradeció a la Gerenta General del Banco del Desarrollo del Ecuador, Verónica Gallardo y al Gerente de la Sucursal Regional 1, de esta misma institución Byron Ruiz, por el apoyo que dieron durante todo el proceso para que el sistema de agua potable Pesillo-Imbabura, se haga realidad.


Destacó la unidad de los alcaldes que decidieron unir esfuerzos para conseguir los recursos para construir esta obra, a la que calificó como emblemática porque permitirá dotar agua potable de calidad y en la suficiente cantidad a más de 200.000 personas que habitan en la parte rural y periférica de los cantones Ibarra, Antonio Ante, Otavalo, Cayambe y Pedro Moncayo, que conforman esta Mancomunidad.


También extendió el reconocimiento al Presidente de la República, Rafael Correa, por la decisión de financiar la construcción de este sistema de agua potable, que permitirá que la gente viva con dignidad, mediante el consumo de agua potable de calidad.


El sistema de agua potable se construirá con una inversión de 47.6 millones de dólares, de los cuales, 31 millones de dólares, constituyen aporte no reembolsable del Gobierno Nacional a través del Banco del Desarrollo del Ecuador y 16.7 millones de dólares, contraparte de los municipios de la Mancomunidad.


La obra contempla la construcción de la planta de tratamiento de agua potable, captación, tanques de reserva y línea de conducción hasta los tanques de las diferentes regionales.


Los alcaldes de Cayambe, Guillermo Churuchumbi y de Pedro Moncayo, Frank Gualsaquí, también expresaron su satisfacción por el avance del proyecto que es esperado por más de 20 años por la población de los cantones.