Sistema regional de agua potable Pesillo-Imbabura está a punto de hacerse realidad

Ratio:  / 0
MaloBueno 

pesilloIBARRA.- Después de 20 años de lucha, el sistema regional de agua potable Pesillo-Imbabura, está en camino de convertirse en realidad. El próximo domingo 17 de julio, se realizará la convocatoria a licitación internacional para la contratación de la obra y la fiscalización.


La decisión fue adoptada la mañana de este martes 12 de julio, entre autoridades del Banco de Desarrollo del Ecuador, los alcaldes y representantes de los municipio de Ibarra, Antonio Ante, Otavalo (Imbabura), Cayambe y Pedro Moncayo (Pichincha), que conforman la Mancomunidad del sistema de agua Potable Pesillo-Imbabura y del Consejo de Juntas de Agua, reunidos en el despacho de la Alcaldía de Ibarra.


Previo al anuncio, la Gerenta del Banco de Desarrollo del Ecuador, Verónica Gallardo, que asistió a la reunión, hizo una reseña de las gestiones realizadas para la construcción de esta obra, desde noviembre del 2014, cuando se presentó al gobierno nacional la solicitud de financiamiento para la construcción de este sistema de agua potable, que beneficiará a más de 200.000 habitantes de los cinco cantones.


Desde esa fecha hasta la actualidad, se realizaron constantes reuniones para avanzar en el proceso; en abril de 2014, se obtuvo la viabilidad técnica de la Secretaría Nacional del Agua a los estudios del proyecto, que posteriormente fueron ajustados de acuerdo a las necesidades; mientras que en julio de 2015, en Antonio Ante se firmó el contrato de financiamiento, en donde el Gobierno Nacional, comprometió los recursos para hacer realidad esta obra, esperada por la población, hasta llegar hasta esta instancia.


“Hemos llegado a un punto importante del proyecto, en donde ha existido un trabajo técnico, de coordinación y de unidad de esfuerzos para que la gente tenga agua”, señaló Gallardo, al referirse a la importancia de esta obra.


De acuerdo con el cronograma definido por el Banco del Desarrollo del Ecuador, luego de la convocatoria y selección de la empresa, la suscripción del contrato para la ejecución de la obra se realizará a mediados de diciembre de este año y el inicio de la construcción está previsto para enero del 2017 y el contrato para la fiscalización se efectuará a mediados de enero del próximo año.


El plazo para la construcción de este sistema regional de agua potable es de 24 meses, es decir que deberá estar concluido en 2019.
El sistema de agua potable se construirá con una inversión de 47.6 millones de dólares, de los cuales, 31 millones de dólares, constituyen aporte no reembolsable del Gobierno Nacional a través del Banco del Desarrollo del Ecuador y 16.7 millones de dólares, contraparte de los municipios que conforman la Mancomunidad, mediante crédito que será pagado en un plazo de 15 años.

Mientras que el Gerente de la Sucursal Regional 1 del Banco de Desarrollo del Ecuador, Byron Ruiz, remarcó aspectos relacionados con la contratación, entre ellos que el sistema al tener financiamiento de la Agencia Francesa para el Desarrollo, los entes participantes tienen que sujetarse a las políticas y directrices de esta entidad, para realizar los procedimiento precontractuales, tanto de la obra como de la fiscalización.