Hoy se conoce si documentos de Sayse son válidos para construcción del mercado Amazonas

Ratio:  / 2

Este lunes 11 de julio de 2016 una comisión debe presentar un informe en el que se detalle si los documentos de la empresa Sayse son válidos o no y si se continúa con el trabajo planificado de la segunda etapa de construcción del Mercado Amazonas.

mercado

 

A diario miles de personas visitan las instalaciones del Mercado Amazonas, desde las 04:30 empiezan a llegar los primeros comerciantes para preparar la comida del día y con sus movimientos, los roedores que salen con el anochecer del día anterior, entran a sus madrigueras. Esto hasta que se termine la construcción del nuevo mercado que esperan con ansiedad y muchas inquietudes.


COMERCIANTES
El mercado está dividido por sectores y hay aproximadamente 30 asociaciones de vendedores, mientras se camina por el lugar se ve organización por partes, hay columnas de venta de frutas, pero entre ellas un grupo de legumbres y hortalizas. Hay puestos en los costados y en la mitad de los pasajes y pasillos.
También hay locales de comercio de carnes y pollo que están junto a las papas o frente a las costureras. Los puestos no son del mismo tamaño, hay personas que ejercen su actividad económica en espacios del tamaño de una mesa, mientras que otros tienen locales de tres, cuatro y cinco metros cuadrados.
Hay comerciantes que atienden solo la mañana, otros que se quedan hasta la tarde, todo depende del horario que acostumbran a llegar sus compradores o clientes. Por todo lugar hay personas que se dedican a ventas de todo tipo.
Otra de las cosas que se observa constantemente son los animales que están en venta, gallos, gallinas, pájaros, gatos, perros, conejos y cuyes, a los que los mantienen en jaulas hasta que un cliente se los lleve por cuatro o cinco dólares, depende del animal.
También hay otros seres vivos que están en la calle, en mayor cantidad son perros callejeros y hay algunos que tienen dueño, pero les dejan deambular por todo el sector. Cuando las personas se sientan en los puestos de comida a desayunar, almorzar o comprar comida para llevar, los canes se quedan junto a ellos a ver cómo se alimentan y esperando que alguien se compadezca y les den algo de lo que está en el plato.
Hay personas que les dan un poco de su comida, pero también hay quien los asusta y en precipitada carrera se retiran del lugar con el fin de encontrar otro lado en el que haya comida.
Cuando llueve hay espacios del mercado, sector abierto, por los que es muy difícil pasar y un olor singular se levanta por la humedad y la mezcla de cosas que hay en esta parte. En este sitio hay personas que cubren su puesto con plástico para que su producto no se moje y también para protegerse del sol.
Más de 3 mil personas tienen su negocio en el interior del mercado y la construcción del nuevo Mercado Amazonas de Ibarra trae una nueva esperanza, pero también inquietudes sobre la obra emblemática de la presente administración Municipal que se ejecuta en medio de investigaciones, comisiones y afanes políticos.
Los comerciantes esperan que este espacio ayude a mejorar sus ingresos y las condiciones en las que laboran actualmente.
La edificación estará lista en aproximadamente dos años, desde que inicie la construcción, fecha que no se conoce hasta que se aclare la documentación presentada por Seyse, empresa de México que es investigada por una comisión especial de concejales por una supuesta falsificación de documentos. Entre los comerciantes hay varias inquietudes.

 

Para la construcción del mercado se realizó una consultoría por pate del Municipio, con la finalidad de conocer cuál es el lugar idóneo para el nuevo mercado, un 58% de los ciudadanos encuestados indicaron que sería mejor que ya no esté en el mismo sector por la contaminación ambiental y el exceso de tráfico. Se construirán más de 2 mil 200 puestos.
Hay comerciantes que no están de acuerdo con el cambio, ya que para ellos la gente llega a esta zona de comercio, por la variedad de cosas que encuentra y que, si se separa a las verduras, carnes, abastos y comidas de la ropa, calzado y más artículos las ventas de estos últimos serían más bajas.
También está la opinión de quienes tienen sus negocios en los alrededores del mercado, algunos dicen que están analizando la forma de cambiarse cerca al nuevo mercado, otros manifiestan que se quedarán en el lugar porque el comercio seguirá en el centro y hay quienes no saben qué hacer.
Por parte de la Municipalidad no existe una respuesta sobre qué se construirá en el sector donde actualmente funciona el mercado, pero al mismo tiempo se planifica y evalúa opciones como un parque temático.
Los comerciantes que no irán a la nueva edificación, en especial telas y prendas de vestir, mantendrán sus puestos hasta que se construya una segunda propuesta, que es la ampliación de La Playa, para que funcione como centro comercial.
Para los dirigentes de La Bahía que está al frente a La Playa es importante que los vendedores de los mismos productos que ellos comercian no se vayan al nuevo mercado, ya que así perderían gran parte de sus compradores que van a sus locales después de hacer las compras en el mercado.
Un grupo de comerciantes ha pedido a las autoridades locales que se les explique en una sesión de concejo lo que está pasando con el retraso en la construcción.

SEYSE
La Municipalidad no cuenta con el dinero para construir la obra, por esta razón ha buscado financiamiento a través de varias empresas que se han ofrecido a construir a un interés bajo. Una de ellas era la empresa mexicana Seyse, la que ahora es investigada por una comisión de concejales por una supuesta alteración de documentos.
Este lunes 11 de julio de 2016 esta comisión debe presentar un informe en el que se detalle si los documentos eran válidos o no y si se continúa con el trabajo planificado de la segunda etapa de construcción del Mercado Amazonas.
Si Seyse demuestra que los documentos entregados son reales los trabajos iniciarán lo más pronto posible, la comisión ha recibido documentos notariados y apostillados de las empresas con las que supuestamente la empresa ha trabajado y en estos consta que sí lo ha hecho, pero no en construcción sino en señalética.
Si se demuestra que los papeles entregados por la empresa no son reales se realizará un nuevo llamado a empresas que quieran realizar el trabajo y este proceso durará aproximadamente 60 días. Los ediles pertenecientes al grupo de investigación han conseguido nuevos documentos.
Mientras tanto la gente seguirá comprando y los roedores saldrán cuando los comerciantes no están.

Los vendedores ambulantes y el control de las autoridades

Para los comerciantes ambulantes la construcción del nuevo mercado que estará ubicado junto a la Terminal Terrestre de la Ciudad Blanca les dificultará su labor, con la que mantienen a sus familias, ya que dicen que el control será más riguroso en las afueras.
Quienes tienen puestos en el mercado y pagan permisos, arriendos, entre otros rubros para mantener sus negocios, la venta de los informales es injusta y que en el nuevo sector debe existir mayor control por parte de las autoridades.
Según la ley los comerciantes ambulantes pueden vender su mercadería, pero tienen que estar en constante movimiento y no en un lugar fijo. Según fuentes policiales estos comerciantes se mantienen en un solo lugar y se mueven muy poco y hasta los agreden.
De la misma forma, videos de las redes sociales evidencian momentos en los que miembros de la Policía Municipal quitan mercadería a los comerciantes informales y también hay gente que resulta golpeada en los ajetreos.