El alcohol destruye la salud

08:27 716 hits

El alcohol destruye la salud

Ratio:  / 0
MaloBueno 

p2IBARRA. Cada fin de semana, Mario, de 28 años, se reúne cada 15 días con sus amigos en un bar para beber y bailar, lo que más le gusta es la cerveza.  

 Las bebidas alcohólicas tienen un componente principal que es el alcohol, derivado de la caña de azúcar o de otro producto que está sometido a fermentación.
El alcohol es un estimulante en bajas dosis que luego se convierte en un depresor, es por eso que la persona al consumir esta bebida se pone eufórico (alegre).
SIGNIFICADO
“Cuando el consumo de alcohol es exagerado la persona puede presentar intoxicación, provocando daños en el organismo”, explica el doctor Widmar Báez, director Distrital de Salud 10D01.
El alcohol es un producto tóxico que puede llegar a matar células y las principales que se afectan son las del sistema nervioso (las neuronas, que son las que se encargan de la función principal del sistema nervioso. Es decir, el pensamiento, movimiento, sensibilidad, inteligencia...)
NEURONAS
Si el consumo de estas bebidas alcohólicas es repetitivo o crónico puede llegar a morir muchas neuronas. Por cada consumo alto de alcohol, por cada ‘borrachera’ morirían hasta un millón de neuronas (el sistema nerviosa tiene más de un millón de neuronas).
“Sume todas las veces que haya ingerido alcohol hasta perder el conocimiento y multiplique por un millón de neuronas (que son las que se mueren) y sabrá con cuántas neuronas menos va contando día a día”, dice Widmark.
EFECTO
La capacidad de retención; la capacidad mental de solucionar problemas, de análisis, abstracción y la memoria van a verse afectados, poco a poco se va a ir deteriorando y el desarrollo y desempeño de una persona no va a ser la misma.  

 

CONSUMO
El consumo de alcohol en cantidades exageradas y frecuentes durante mucho tiempo también daña las células del hígado, este se encarga de desintoxicar todo el cuerpo.
Todo producto alimenticio que ingrese al organismo tiene que ser metabolizado (degradado para poder ser utilizado por el cuerpo o para ser eliminado).
En el caso de estas bebidas en ningún sentido es utilizado por el cuerpo, más bien es un tóxico que el hígado tiene que eliminarlo a través de la orina y a través de los riñones.
Cuando el hígado está sometido a un sobreesfuerzo por el consumo exagerado de alcohol trabaja demasiado y llegará un momento   en el que se canse y se dañe. Lo que se conoce como la cirrosis hepática. La cirrosis hepática o insuficiencia es un daño irreversible del hígado, el cual ya se ha cansado de sobreesforzarse en el trabajo que ha sido sometido por el consumo excesivo de alcohol.  
Cuando pasa esto, la persona ya no tendrá el órgano que se encarga de asimilar los nutrientes, de eliminar las toxinas y empieza una intoxicación progresiva y puede terminar con la muerte.
PROBLEMA
Widmark indica que las consecuencias del consumo de alcohol son diversas y dependiendo de la cantidad y frecuencia pueden ser letales y mortales. “Tratemos de disfrutar de los espacios sociales con actividades sanas y vamos dejando estos hábitos ‘sociales’ que nos ha orientado a las enfermedades cardiovasculares que tenemos que a veces tenermos que padecer”.