08-01-2018 | 14:52

María Fernanda Restrepo: Nuestro corazón está en Yambo

    fer.jpg

    Quito.- “Era un día azul, un día soleado, un día lindo, mis hermanos estaban contentos porque iban a despedir a su mejor amigo que viajaba a Estados Unidos”, dice María Fernanda Restrepo a Diario EL NORTE sobre la última vez que vio a sus hermanos Carlos Santiago y Pedro Andrés, antes de las 07:00, del viernes 8 de enero de 1988.


La dejaron en el colegio y recuerda que vio las siluetas de sus hermanos cuando se marchaban. “Te recogemos más tarde...”, fue lo último que escuchó de ellos. María Fernanda ese día también asistió a una fiesta infantil de la que debían retirarla sus hermanos.

Relato. Carlos Santiago y Pedro Andrés retornaron a su domicilio ubicado en Miravalle. La mujer que trabajaba en la casa de los Restrepo en ese entonces informó que desayunaron y estaban contentos porque leían en un periódico sobre el triunfo de Rolando Vera en la  carrera atlética de San Silvestre. 
A las 09:30 salieron rumbo al aeropuerto, pero nunca llegaron a su destino. Fueron detenidos en medio de un operativo policial y torturados hasta la muerte.

Espera interminable. Luego de la fiesta infantil, María Fernanda esperaba que sus hermanos llegaran a buscarla. Estaba parada detrás de una ventana, por largo tiempo, pero nunca llegaron y es donde empieza la historia dura en la vida de la familia Restrepo Arizmendy.


María Fernanda tenía 10 años cuando sus hermanos desaparecieron. “Dios nos iluminó para no descuidarla”, afirma su padre Pedro Restrepo. Entonces la rutina debía seguir: llevarla al colegio,  al ballet, para que su vida se desarrolle. “Creció sin miedos, sin complejos, fue la mejor bachiller, la mejor egresada”, recuerda Pedro.

Eligió el periodismo como su carrera profesional. Laboró en medios de comunicación y actualmente cuenta con una productora independiente.Se especializó en la Universidad de Barcelona, España, en cine, televisión y documental. 

cuadrosCon mi corazón en Yambo. “Por nuestros niños hasta la vida”, “Con mi corazón en Yambo”, son las frases que sus padres mostraban en grandes letreros durante las protestas en la Plaza Grande.  

20 años después de la desaparición de sus hermanos, María Fernanda empezó a realizar la película, en género documental, sobre lo ocurrido con Carlos Santiago y Pedro Andrés. El nombre refleja lo que siempre expresaron sus padres cuando ella era niña.

Lo califica como un trabajo duro y extenuante. María Fernanda demoró un año en recopilar el archivo histórico de canales de televisión y otras fuentes, sobre el seguimiento del caso.

El rodaje demoró tres meses y la edición tardó un año y medio.Fueron cuatro años de trabajo arduo, no solo por la dificultad del tema  sino también por el involucramiento emocional, como separar la parte de ser hermana y directora, a lo que califica como complicado, pero también como un reto.

Con mi corazón en Yambo se estrenó en 2011 y su duración es de 136 minutos.
Expone la lucha de la familia, los momentos vividos con Carlos Santiago y Pedro Andrés, las protestas de la familia, el desentendimiento de los gobiernos e incluso los rostros de involucrados.

“Este documental rescata el poder de la memoria para mantenernos vivos”, precisa  la directora.
En una parte del filme, aparece un niño bailando en una fiesta popular de Cayambe. Es captado por la cámara. Es familiar de la expolicía Doris Morán, quien también es grabada en la película. María Fernanda realizaba este trabajo para un medio de comunicación.Fue una extraña coincidencia lo que sucedió y María Fernanda califica a esta escena como algo inexplicable.

Cuando desaparecieron los hermanos Restrepo, en 1988, Doris Morán era subteniente y una de las encargadas de la investigación, pero únicamente dio falsas esperanzas a la familia. Ella fue sentenciada. Actualmente está libre y, según María Fernanda, vive en EE.UU.

lago“Nuestro corazón seguirá anclado a la laguna de Yambo, esa laguna trágica”, a la que fueron arrojados los cuerpos de los hermanos Restrepo, según el testigo Hugo España, exagente policial.

María Fernanda no olvida el momento que ella los esperaba desde la ventana. “Es la imagen que nunca se borrará de mi memoria y tampoco quiero que se borre. Así no me olvido que tenemos que seguir luchando por Santiago y Andrés. Recordándolos, realizando este tipo de homenajes, reclamándolos aún, les demostramos a ellos  cuánto los amamos y esperamos que vuelvan y tengan un entierro digno...”.

Datos

18 reconocimientos nacionales y 18 internacionales ha logrado la película Con mi corazón en Yambo. Fue traducida a siete idiomas y se ha presentado en más de 36 festivales internacionales.

Frases

“La película se convirtió en el mejor medio de difusión de esta historia y en una herramienta educativa”

"El amor por la vida nos da fortaleza... no me canso de llorar, llorar es sano... nunca hemos querido venganza, por eso esta historia se mantiene”

 

 

VINCULADO A

MÁS INFORMACIÓN