13-04-2018 | 22:45

En doce horas el país vivió tres momentos claves: incertidumbre, angustia y resignación.

    periodistas2
    En doce horas el pais vivió tres momentos claves: incertidumbre, angustia y resignación. Este período de tiempo es el que Lenín Moreno les otorgó como plazo a los secuestradores para que entreguen una prueba de vida del periodista, el fotógrafo y el conductor secuestrados en la frontera con Colombia.

Horas antes del anuncio realizado por Moreno, en rueda de prensa, la noche del jueves circularon fotografías de los cuerpos de los tres ecuatorianos y que el jefe de criminalística Fausto Olivo no pudo confirmar su veracidad.

Pasados las 22:00 los compañeros y colegas pasaron de la incerteza hasta la angustia. El presidente Moreno dio plazo pero no descartó que hayan sido asesinados.

La angustia duró hasta las 12:40 de ayer cuando Moreno junto con los integrantes del Comité de crisis confirmó la muerte de los tres integrantes del equipo de periodistas de El Comercio.

Dicho comité se reunió desde las 06:00, mientras poco a poco llegaban decenas de periodistas a las instalaciones del ECU 911 para recoger la posición ecuatoriana y colombiana frente a lo que hasta esa hora no era oficial. La angustia terminó con la intervención del presidente Moreno y el ambiente se volvió de absoluta resignación, desde los rincones de la sala solamente se escucharon voces lejanas repitiendo que "no se hizo nada", "fue demasiado tarde", "Presidente se tardaron mucho", "Nos faltan tres".

 

Vea además: 

VINCULADO A

MÁS INFORMACIÓN