09-09-2018 | 00:55
(O)

Una ciudad sin cultura vial

    Por lo general en el centro de Ibarra respetar las normas de tránsito es casi imposible. Los peatones cruzan por lugares prohibidos, los ciclistas circulan entre los autos y sobre las aceras con total tranquilidad, y los conductores andan a exceso de velocidad como si fuera la pista del autódromo Internacional de Yahuarcocha. Esta es la realidad. El reglamento de la Ley de Tránsito dice claramente que a falta de paso cebra el peatón debe cruzar de esquina a esquina, en línea recta porque esa es el área de seguridad, y el conductor debe disminuir la velocidad porque no hay señalética suficiente. Pero no se cumple. Sin duda que el sector más vulnerable en las calles son: los transeúntes, los ciclistas y los motociclistas. La idea es que los gobiernos seccionales o de turno, tomen medidas concretas para mejorar este caos que genera no solo malestar sino que también un peligro latente para los peatones.

    MÁS INFORMACIÓN