El Presidente en cuenta regresiva

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Luego de celebrar los nueve años de gobierno de la Revolución Ciudadana, es notoria la sensación de orfandad que empiezan a sentir los militantes del movimiento que gobierna el país.


Todo lo que ocurra desde hoy, un día después de la masiva celebración en Guayaquil, tendrá un toque de nostalgia, de incertidumbre, de un “no sé qué irá a suceder en el 2017”.
El presidente Correa ha dejado sus mejores años, incluso sacrificando el tiempo de su familia, para dedicarse a transformar el Ecuador.
Sin embargo, es paradójico que ya deba pensar en el futuro después de todo el poder que logró acumular y toda la popularidad que ganó a pulso luchando contra los poderes fácticos.
¿Qué pasará por la cabeza del Mandatario ahora? ¿A quién dejar la herencia del mando presidencial? ¿En qué manos depositar la confianza de la dirección del movimiento? ¿Cómo afianzar el proceso de cambio mediante el rigor autocrítico y la depuración?
Rafael Correa seguirá trabajando hasta el último día de su mandato, sin duda. Pero PAIS desde ya se enfrenta a sí mismo y a su destino.