Preocupación por sequía en Ibarra

Ratio:  / 0
MaloBueno 

La falta de agua potable para la ciudad y el cantón son dos temas fundamentales que deben resolver, o al menos explicar de forma transparente, la Empresa de Agua Potable y el Municipio de Ibarra.


No podemos consolarnos con la justificación de la falta de lluvias en la zona o la ausencia de fuentes de agua para procesarlas y convertirlas en potable.
En el Ecuador existen otras ciudades que también han tenido el mismo problema de la falta de agua potable no solamente durante las 24 horas del día, que es lo ideal, sino, al menos, por unas horas pero con la presión adecuada para que la población pueda cumplir sus actividades rutinarias más elementales, que van desde la necesaria agua para la cocina y el servicio higiénico hasta la posibilidad a veces utópica en esta ciudad (en pleno siglo XXI) de ducharse con agua caliente.
Las instituciones tienen la obligación de diseñar planes maestros de agua potable, explorar la existencia de más fuentes naturales del líquido y no permitir que la ciudad se siga expandiendo hacia las colinas sin control alguno.
Todas estas medidas son vitales, más aún si Ibarra se vuelve víctima este año del fenómeno de El Niño donde mientras en unos sectores llueve copiosamente en otros hay escasa pluviosidad.