La corrupción, un mal por combatir

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Conforme pasa el tiempo, los ciudadanos comprueban, con pesar e incertidumbre, que continúa la corrupción en las entidades públicas.
En el caso de Ibarra, las últimas semanas han sido de noticias negativas por casos en los que estuvieron involucrados tres funcionarios municipales: un agente civil de tránsito, un policía municipal y un exempleado del Cabildo, los tres judicializados por delitos penales, dos de estafa y uno por tráfico y tenencia de sustancias ilícitas.
A estas lamentables noticias se sumó ayer la prisión preventiva por tres meses a un exfuncionario, también del Municipio de Ibarra, por presunto delito de estafa.
Según los denunciantes, el exempleado habría sido parte de un caso de estafa o fraude al supuestamente solicitar dinero a ciudadanos que, según estos, le entregaban dinero a cambio de que les consiguiera empleo.
Las instituciones tienen una enorme tarea: limpiar la burocracia, no solo por posibles hechos de corrupción sino, también, por ineficiencia y por falta de lealtad y compromiso con la ciudad y con la gente que confia en ellas.