El caso guatemalteco

00:00 89 hits

El caso guatemalteco

Ratio:  / 1
MaloBueno 

Si existe una enseñanza de vida para los políticos que quieren aprovecharse de las ingenuidades de su pueblo, de la bondad de sus ciudadanos y de la confianza que se les entregó en las urnas, es precisamente lo que sucede en Guatemala con el expresidente Otto Pérez Molina. No hay plazo que no se cumpla ni deuda que no se pague, así dice un aforismo popular y claro, se concretó con la salida y el posterior enjuiciamiento que ahora afronta el exmandatario guatemalteco. Un juez procesó a Otto Pérez, que renunció a su cargo la semana pasada, como presunto miembro de una estructura criminal de defraudación aduanera y tributaria conocida como La Línea. Aquí, otra reflexión. Cuando la justicia actúa en función del país y no de presiones externas que pretenden coartar su accionar, la respuesta es contundente; pero cuando hay personajes sumisos al poder -cualquiera que éste sea- y no ve más allá de sus bolsillos, el único camino cierto es la debacle de una nación. Los países mientras existan gobiernos y gobernantes corruptos, en grande, mediano o pequeño nivel, siempre tendrán al frente un abismo que con un solo paso pueden derrumbarse. Nunca  permitamos que eso se extienda por América Latina.