Hay que prender las alarmas

00:03 377 hits

Hay que prender las alarmas

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Diario EL NORTE, en su edición de ayer, publicó un dato relacionado con los daños ocasionados a la naturaleza a través de “30 bosques quemados”. Estamos en una época en la que no aparecen las lluvias, los pajonales están secos, pero hay que prender las alarmas, porque se acercan las vacaciones y con ello las actividades, principalmente juveniles, en estos sitios vulnerables no miden peligros.


Muchos ejemplos tenemos en nuestra provincia de Imbabura, principalmente, pero quizá el de mayor impacto fue el incendio de la loma de Guayabillas, considerado el único y más importante pulmón verde que tiene la ciudad de Ibarra. Se habló mucho, pero se hizo poco, se anunció campañas, pero si se las hizo, no se conocen los resultados y los compromisos. Los incendios forestales son peligros contra el medio ambiente y la naturaleza. El Ecuador es quizá uno de los países mayormente afectados por esta práctica que pone en riesgo y peligro especies de plantas y animales que muchas veces son irrecuperables. Hay peligros mayores que no se los toma en cuenta, porque un incendio forestal puede causar daños, no solo a la propiedad privada, sino también a la vida misma de las personas. Hay que estar pendientes para que las malas acciones no nos pasen altas facturas.