Caen capos, pero... ¿se detiene la violencia?

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Una vez que la violencia y la inseguridad se toman la paz y la tranquilidad de las ciudades o países, todos los demás intentos para volver a retomar la normalidad se hacen más difíciles.

Por ello, qué grande y delicado es el papel que deben cumplir las autoridades para impedir que la violencia y la inseguridad tomen cuerpo. Las bandas criminales parecería que crecen más aceleradamente ante la acción de policías, jueces y fiscales. Pero ahí se presenta la gran incógnita: si bien es cierto que se han dado en nuestro país grandes golpes a la mafia y se han capturado a cabezas visibles de la delincuencia y el narcotráfico, ¿qué pasa con la violencia imperante?, ¿por que no se detiene? Un ejemplo de ello es México en donde, “tras los recientes arrestos de Servando Gómez, alias La Tuta, y Omar Treviño, conocido como El Z42 el verdadero trabajo de la maquinaria de seguridad mexicana apenas comienza y consiste en eliminar lo que motiva a los capos de la droga a ser violentos”, expone la fundación InSight Crime. Pero, las detenciones de La Tuta y El Z42, ¿detendrán la violencia o la misma se disparará con nefastas consecuencias?. Nunca desearíamos que situaciones como las que está viviendo el hermoso país mexicano se reproduzcan en nuestros territorios. Hay que actuar.