Autoridades... ¿y el turismo provincial?

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Las provincias del norte del país fueron bendecidas por Dios. La naturaleza que nos da vida y la gente amable y trabajadora siempre han sido características esenciales para las activación del comercio, los negocios, los intercambios, el turismo.


Imbabura, principalmente, ha sido beneficiaria de una atención preferencial del actual gobierno: vías en buenas condiciones, escuelas del milenio, Yachay que es la primera ciudad planificada del Ecuador, la fábrica Imbabura, la recuperación del tren entre Otavalo y Salinas son aportes que se suman a la buena infraestructura hotelera, a una belleza natural irreemplazable, pero sobre todo, al valor de la gente. Amabilidad, trabajo, atención, son características que ahora requieren un trabajo combinado y coordinado de las autoridades locales y provinciales que hasta ahora, según la percepción generalizada, no tienen un plan sostenido y claro para atraer el turismo nacional y extranjero. Las autoridades deberían -¡ya es hora!- de que se sienten a planificar y definir estrategias conjuntas en favor de los cantones de la provincia, olvidándose del protagonismo político individual. El turismo es un segmento de desarrollo al que se le debe tomar muy en cuenta. Manos a la obra... pero ¿quién da la pauta?.