Chicles y achaques para achicar machaques

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Por Rubén Darío Buitrón

@rd_bui

 

Obsesionado con ese recuerdo musical que te machaca y te machaca como cuando eran chico o chica o chique resulta que de tanto repetirlo se te vuelve un achaque.
Y he ahí que en los primeros quince años del siglo XXI se descubre que la única solución para ese achaque no es firmar un cheque sino, simplemente, masticar un chicle.
Tú dirás que hoy no tengo nada qué escribir porque estoy disvariando, pero si lees la nota que está al lado de este columna te enterarás que lo que estoy redactando es un asunto sumamente útil para chicos, chicas y chiques.
Pero si no existe la palabra “chiques”, puedes refutar, aunque yo estoy en capacidad de demostrarte que sí existe y que ern el entorno de mis amigos, amigas y amiguis la usan desde los más choclos hasta las más chichis.
Sin embargo, como el tema no es ese, volvamos al punto de los achaques que producen los machaques de una canción que te resulta imposible sacarte de la chaveta.
Así que si una canción o un recuerdo no deja en paz tu cerebro ya sabes lo que debes hacer: achica el recuerdo que te machaca con la fórmula cliché de masticar chicle.