La Ley que no gusta, pero que se la viola

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Por Rubén Darío Buitrón

@rd_bui

 

Siempre me parecerá un absurdo que los medios de comunicación que más abusos cometen en sus programas, espacios o contenidos periodísticos sean los que más combaten a los organismos de control creados a partir de la vigencia de la Ley Orgánica de Comunicación (LOC), aprobada por la Asamblea Nacional hace dos años y medio.
Lo que ocurre, por ejemplo, con el canal Ecuavisa y su programa “Ecuador Tiene Talento”, cuarta temporada (ETT4), es un síntoma grave de que incluso por sobre una LOC que ese tipo de canales privados tanto repugnan, se cometen graves violaciones a la dignidad del ser humano.
Si tanto les molesta la LOC, ¿por qué atentan contra los principios básicos del respeto a las personas y obligan a que los organismos de control adviertan, amonesten, sancionen o multen?
¿Eso quisiera decir que si no existiera la LOC serían mucho más numerosos y quedarían impunes los atentados en contra del pudor, del pensamiento ajeno o de los derechos de las audiencias?
Según los contradictores de la LOC, “la mejor ley es la que no existe”, pero lo que ha logrado la reglamentación vigente es desnudar la podredumbre de contenidos de lo que los españoles suelen llamar “televisión basura”.
Dejar sin trabajo a la “jueza polémica” de ETT4 no resuelve nada. Si Ecuavisa fuera autocrítica, tendría la decencia de sacar del aire un burdo espacio de farándula populista.