Twitter, el corazoncito y su amor por la CIA

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Por Rubén Darío Buitrón

@rd_bui

 

Los tuiteros del mundo amanecieron ayer con la sorpresa de que la multimillonaria compañía Twitter Inc. decidió cambiar la famosa estrella que servía para marcar tuits como favoritos y convertir la estrella en un corazón que, para colmo, es blanco con fondo rojo. Muy romántico. Pero absurdo.
Twitter se define como una empresa de microblogging, con sede en San Francisco, con filiales en Texas y Boston, en Estados Unidos.
Desde que Jack Dorsey lo creó en marzo de 2006 y lo lanzó cuatro meses después, ganó popularidad mundial y hoy tiene más de 500 millones de usuarios con 65 millones de tweets al día.
¿Por qué cambió la estrella? Twitter puede intentar distraernos, pues está bajo sospecha desde que se puso en duda la ética de la empresa: lo que los usuarios creen que es secreto o reservado (los mensajes directos) sería enviado por la empresa a la NSA, fachada de la tenebrosa CIA.
¿Será por esa razón que Dorsey decidió suavizar la imagen de Twitter y llenarlo de corazoncitos en lugar de estrellas?
No habría otra explicación, pues la sorprendente creatividad de Twitter se contradice desde ayer con la burda y simplona decisión de poner un símbolo desgastado como la de un corazón rojo.
Parecerían caprichitos de los dueños de la comunicación cibernática mundial, pero no: cualquier gobierno, mucho más una potencia mundial como EE.UU., apreciará mucho el gesto de Twitter de espiar nuestras ingenuidades.