El cáncer: sufrir por fuera, sufrir por dentro

12:20 175 hits

El cáncer: sufrir por fuera, sufrir por dentro

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Las personas que padecen de cáncer sufren por fuera y sufren por dentro.
Pueden decirme que existen campañas para solidarizarse con los enfermos, que cada vez existe más conciencia sobre el mal, que la ciencia avanza, que la quimioterapia ayuda, que la radioterapia sostiene la vida, que la medicina hace notables esfuerzos para contrarrestar el efecto letal que se produce primero en el órgano afectado y luego cuando se expande por el cuerpo humano.

Pero no es tan cierto todo eso que pueden decirme. El enfermo de cáncer adolece no solo de la enfermedad en sí misma sino de las consecuencias sociales que aquella le produce.
Discriminado en el trabajo. Tratado con actitudes compasivas. Encerrado en un muro invisible e intangible que no le deja existir al menos con la normalidad que quisiera.
Si una artista que goza de fama y fortuna como la joven cantante estadounidense Selena Gómez se vio obligada a encerrarse en su residencia (y en ella misma, en su corazón y en su espíritu) para evitar habladurías y miradas de pena de sus admiradores cuando se enteraron de que sufría de lupus, ¿se imaginan lo que ocurre en el alma de un ser cualquiera, de una persona común abatida por el mal y señalada por los demás como alguien “especial” o “enferma”?
Al mundo le hace falta sensibilidad. Al mundo le hace falta solidaridad, Al mundo le hace falta entenderse para entender.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
@rd_bui