21-08-2018 | 00:24
(O)

El drama se traslada a las calles

    La presencia de miles de venezolanos en nuestro país, ha cambiado el panorama de las ciudades, principalmente de las que están ubicadas en las dos fronteras. La frontera norte es el punto de entrada a nuestro país de los hermanos venezolano que huyen de la crisis que no encuentra solución hasta el momento. La frontera sur es, en cambio, el paso obligado a aquellos ciudadanos, hombres, mujeres y niños, que buscan llegar con insistente afán a países como Perú y Chile que aparecen en el mapa sudamericano, como los que mejor estabilizados están en sus economías. Sea como fuere, los ecuatorianos ya sentimos el peso de una crisis que no nos pertenece, el drama se ha trasladado a las calles y ahora es común mirar que con una funda de caramelos, con los implementos para limpiar parabrisas o simplemente con un cartel pidiendo ayuda “porque todos somos hijos de Dios”, refleja penosamente lo que está sucediendo.

    MÁS INFORMACIÓN