Solidaridad con pacientes del espectro autista

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Si su hijo en el primer año de vida no ¨da las manos¨¨ cuando lo quieren cargar, no sostiene la mirada, no contesta a sus preguntas y vive como en un mundo aparte. Sus juegos son muy especiales, no acaricia los peluches, no sabe que hacer con un carrito. Si al segundo año, no desarrolla el lenguaje o lo que es peor, retrocede en sus ganancias verbales, hay una alta posibilidad de que se trate de un trastorno del espectro autista y debe ser llevado donde un Neurólogo o Psiquiatra Infantil para su valoración y hacer un diagnóstico oportuno.
El dia 6 de Marzo se realizó en Quito una marcha de solidaridad con los pacientes del espectro autista, con el fin de sensibilizar y concientizar a la población sobre este serio problema del neurodesarrollo, que debe intervenirse lo mas rápido posible para mejorar la calidad de vida del niño afectado, lograr que su familia entienda la problermática y colabore en forma activa en el tratamiento. Todos debemos pensar que estamos compartiendo el mundo con ellos y es nuestro deber entenderlos y darles un buen trato.
Desafortunadamente solo un pequeño porcentaje de estos niños pueden llegar a la vida adulta independiente, estudiar, trabajar y formar una familia, el resto evolucionan hacia la discapacidad intelectual de diferente gravedad que además tiene el componente de las grandes dificultades para su integración social.
Los actuales programas de tratamiento tanto medicamentoso, como neuro y psicoeducativos traen nuevas esperanzas, pues parten de la idea de que el neurodesarrollo es dispar en estos niños y pueden tener un buen nivel cognitivo, pero una escasa respuesta afectiva y social, por lo que se debe estimular estas últimas áreas, hasta llegar a un rendimiento adecuado.