El cantón Antonio Ante concentra atractivos

Ratio:  / 0
MaloBueno 

jose-echeverriaLa provincia de Imbabura, en una extensión de 4.616 km2 posee numerosos y variados recursos naturales y geo-culturales, la mayoría de los cuales se concentran en 79 km2 correspondiente a la actual jurisdicción del cantón Antonio Ante.
Los elementos geo-culturales, aquellos bienes naturales que han sido utilizados y modificados por el ser humano exhiben rasgos de identidad que configuran a la provincia de Imbabura y al cantón como únicas y singulares en el escenario del país y del mundo. De épocas precolombinas (700 a 1550 d.C.) subsisten espacios con tolas o montículos artificiales de formato único como la Pailatola o de grandes proporciones como la Orozcotola; los pucaracuna o lomas modificadas con fines bélicos; pendientes transformados mediante andenes o terrazas; muros de construcción y de contención; piedras talladas en forma de molones y columnas; canales de irrigación; las paredes de mano, paredes de adobe, paredes de cangahua, paredes de tapia o tapial, paredes de piedra molón, de canto rodado, cuya tradición, en muchos casos, continúa hasta la actualidad, como alternativa barata para límites de propiedad, paredes de vivienda, muros de contención. Todavía existen viviendas construidas con materiales tradicionales que ofrece el medio geográfico aledaño. Las cuevas, los túneles, los petroglifos y las cimas de las grandes rocas utilizadas por los chamanes para reuniones ceremoniales al pie del Taita Imbabura, cerro tutelar de la población anteña. Por las faldas de este volcán cruza “El Qhapaq Ñan, Camino Principal Andino o Camino del Inka” declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad (21 de junio de 2014).
El aprovechamiento científico, recreativo y turístico de estos bienes patrimoniales contribuirá al desarrollo de valores de identidad y autoestima, como también alentará el pluralismo cultural y generará opciones de mejoramiento de la calidad de vida de las poblaciones aledañas a estos bienes geoculturales.