Condecoración Rey Cacha Shyri XV

00:40 228 hits

Condecoración Rey Cacha Shyri XV

Ratio:  / 6
MaloBueno 

luis rivadeneira jativaEsta máxima condecoración debe existir en el Cantón Antonio Ante, en homenaje al Rey Cacha, quien fue el mejor guerrero de los Shyris, en la defensa de la heredad de los imbayas y caranquis en la fortaleza de Atuntaqui.


Existe, actualmente, la condecoración Princesa Paccha. Cacha, de la dinastía Duchicela, nació en Liribamba. Fue Shyri XV hasta su muerte en la batalla de la fortaleza de Atuntaqui. Por primera vez, una mujer, su hija Paccha, se convirtió en Shyrilesa XVI y sustituyó a su padre, una vez que se produjo la pacificación. Cacha no se rindió. Sus palabras de contestación fueron: “Que él había nacido libre y Señor del Reino y que quería morir como Señor, con las armas en las manos, antes que sujetarse indecorosamente a su yugo - No nací para esclavo”. Cacha murió con las armas en sus manos. Tan admirado fue que se permitió para él los más grandes funerales y, para su hija, Paccha, la sucesión, como Duchicela Shyrilesa XVI.
El taita Imbabura es el testigo de esta batalla, porque en sus faldas combatieron los Shyris con los Incas. Cacha, luchó junto a Paccha en defensa de nuestro territorio. Paccha, (1487 a 1525), su hija, nació en Cacha, en el mismo palacio donde nació su padre, en la comunidad Pucará Quinchi. Alfredo y Dolores Costales, en su obra “Huambra cuna, la epopeya de Yahuarcocha”, dicen: “Cacha, Señor de señores del pueblo de Quito, murió en esta batalla, pero, no por eso, decayeron en el ánimo los quiteños”. Juan de Velasco, dice: “muerto el Rey, su sucesora, Paccha, asumió de inmediato la responsabilidad del mando para defender lo que aún quedaba de su territorio”.
Cacha, es un ejemplo de guerrero, que llegó desde Liribamba a defender nuestras tierras. Los anteños estamos seguros que el alma de Cacha está en la Oroscotola y esta posibilidad no es remota, porque la idea pudo transmitirse a través de la cultura oral. El Estado y las organizaciones de países amigos deben colaborar en esta investigación. Me refiero al Instituto de Patrimonio Cultural, al Instituto Francés de Estudios Andinos y la arqueóloga Tamara Bray, de Estados Unidos, que está colaborando en la búsqueda de la sepultura de Atahualpa en Sigchos, en la llanura Malqui-Machay.

Luis Rivadeneira Játiva
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.