El chapo, sus negocios y vinculaciones

Ratio:  / 0
MaloBueno 

alberto molinaJoaquín El Chapo Guzmán era el hombre más buscado del mundo. El capo mexicano es el líder del cártel de Sinaloa, una gigantesca organización narcotraficante que funciona como una transnacional: se dedica al cultivo, producción, tráfico y venta de marihuana, cocaína, heroína y metanfetamina. El cártel de Sinaloa es considerado como una de las empresas más eficaces y se conoce que mantiene “su negocio” en al menos 50 países del mundo.
Desde su extraña fuga de la cárcel de “máxima seguridad” Altiplano I, el 11 de julio de 2015, hasta su captura el 8 de enero, se han escrito mil historias, unas más fantasiosas que otras, hasta convertirlo en una verdadera celebridad del crimen.
Bolivia, históricamente ha estado vinculado a la planta de coca, considerada sagrada y al negocio ilícito del alcaloide; no es un secreto que altos dignatarios de los gobiernos de turno han estado involucrados en el negocio de la droga. El 17 de julio de 1980 un grupo de militares estrechamente ligados al narcotráfico, liderados por General Luis García Meza y su lugarteniente el Coronel Luis Arce Gómez, dieron un golpe de Estado, este hecho se considera como una de las etapas más negras de la historia boliviana.
El gobierno de Evo Morales no se ha librado de este flagelo, el ex director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) y del Centro de Inteligencia y Generación de Información (Cigein) General René Sanabria, fue detenido en febrero de 2011 en Panamá cuando intentaba embarcar más de 140 kilos de cocaína a EE.UU., luego una corte penal norteamericana lo condenó a 14 años de prisión.
El amauta o chamán Valentín Mejillones, fue capturado porque en su casa funcionaba un laboratorio de cocaína, se le incautó 350 kilos de droga. Mejillones fue el encargado de entregar el bastón de mando a Evo Morales al inicio de sus dos mandatos (2006 y 2010).