Entre frustración e indignación

00:00 129 hits

Entre frustración e indignación

Ratio:  / 2
MaloBueno 

marcelo almeida pastorEl comentario se generaliza y en cada opinión se configura una impresión casi similar. Los cambios en el clima se sienten, son inexorablemente fuertes; lo que parecía de otras realidades, hoy ya es parte de la cotidianidad. La situación se debe a la presencia del fenómeno de El Niño, pero estas alteraciones en la naturaleza están relacionadas con el Efecto Invernadero.
El foro de la COP21 no fue el espacio para alcanzar compromisos y obligaciones reales. Houtart denuncia: “Al principio, la problemática vinculaba la defensa del planeta con el concepto de los derechos humanos. La oposición de Arabia Saudita hizo abandonar la idea, que quedó solamente en el preámbulo. Eso excluyó la perspectiva de justicia social, en referencia con las poblaciones más vulnerables. Se excluyó también la referencia a los pueblos indígenas y el papel que juegan en la defensa de la madre tierra. No fue retenida la idea, presentada por Ecuador, de una corte internacional sobre los crímenes contra la naturaleza, lo que prolonga la impunidad en ese campo. Se concentró sobre la disminución de la producción de carbono y de gases de efecto invernadero, abandonando así a una visión holística de la cuestión climática y concentrándose sobre tecnologías de mitigación de emisiones. El concepto de deuda climática, por los países industrializados en favor de las naciones del sur, fue rechazado. Se excluyeron del acuerdo los transportes marítimos y aéreos, que representan 10% de emisiones de gases. Hubo una oposición radical de las potencias petroleras a la idea de no explotación para promover un equilibrio vía absorción del carbono”.
Las exclusiones son soberbia y avaricia, quienes mueven los hilos detrás de las tarimas son las corporaciones multinacionales. La concienciación es un paso hacia la indignación.