El verdadero subsidio

00:00 103 hits

El verdadero subsidio

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Un recorrido por tierra desde Machala a Cuenca y luego desde esta ciudad a Quito, me ha permitido ver la magnitud del cambio que en carreteras se ha logrado en los últimos ocho años. Solo un necio podrá negar la obra del gobierno en este campo y lo que esto representa para todos los transportistas y los que conducimos un automotor, pues las vías de concreto o asfalto en muy bien estado conservan las llantas, las suspensiones y en general ayudan a un buen funcionamiento mecánico de los carros, he ahí el principal subsidio para esta actividad económica tan importante. Es evidente también que reducen los riesgos de accidentes y daños a personas y autos.
Otra es la imagen en el respeto a la individualidad e integridad de las personas, de los gremios y de las instituciones, entre ellas las de comunicación, donde por todos lados la actividad política de este gobierno se ha destacado pero como imagen negativa. Si quiere mejorar esa desafortunada imagen deben cambiarse las actitudes prepotentes, la falsa condición de infalibilidad, la invasión de la vida de muchas organizaciones, algunas de las cuales se han visto obligadas a desaparecer ante la dosis de persecución que han sido objeto.
Que este año electoral no confunda ni al gobierno ni a la oposición, pues se debe trabajar por el país, cualquiera sea nuestra condición política o ideológica. se debe elegir a los mejores para que sean candidatos y no a los que han organizado su movimiento o partido con el objetivo de ser los líderes únicos y eternos postulantes. Las circunstancias no son las mejores en la economía de este año y seguramente de al menos los próximos tres, así que se moderen las falsas ofertas, pues si no habrá plata en la caja fiscal, cualquier oferta megalománica resulta solo eso, una falsedad que no podrá cumplirse y un nuevo engaño al pueblo ecuatoriano.