El vademécum del Fondo Monetario Internacional

Ratio:  / 0
MaloBueno 

carlos-davilaNo es misterio alguno el monitoreo que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha venido realizando a la economía ecuatoriana desde hace algunos meses. Este hecho se consideraba imposible hace algunos años. El Régimen había sido particularmente distante con el Fondo y con su hermano financiero, el Banco Mundial, a cuyo representante expulsó del país en años pasados.


No ha habido pronunciamiento oficial del Gobierno ecuatoriano respecto del propósito de esta misión que ya hace algunas semanas finalizó su trabajo y dejó el país. Pero, todo apunta a que el Régimen se está acercando a aquellos organismos multilaterales de crédito a los cuales despreció con aspereza.
Pero la praxis muestra que a la hora de la verdad tanto el FMI como el Banco Mundial son organismos especializados de crédito que pueden solucionar problemas, financiando balanza de pagos, el FMI, y proyectos de inversión a largo plazo, el Banco Mundial. Si bien las multilaterales imponen condiciones, sus plazos y sus tasas de interés son más convenientes que aquellas de los créditos chinos o de la colocación de bonos.
Con su estilo técnico y protocolario, el FMI dejó un recetario con sus recomendaciones. Giran en torno de la necesidad de reconstituir las reservas fiscales para contingencias, es decir sugieren limitar el gasto, recortar lo no prioritario y generar ahorro. Hacen una observación negativa al crecimiento de las remuneraciones salariales públicas y a la rigidez del mercado laboral. Recomiendan prevalecer la estabilidad financiera, mantener adecuada liquidez en la banca y disminuir las restricciones a sus operaciones. En el lado del comercio exterior sugiere se eliminen las salvaguardias a las importaciones y se trabaje en mejoras a la competitividad. Reconocen la construcción de infraestructura y aplauden el retiro de algunos subsidios. No han estado ni lejos ni distantes.

Carlos Dávila Holguín
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.