Cambio climático, ¿quién paga la cuenta?

Ratio:  / 1
MaloBueno 

A pesar de los lindos discursos, los aplausos y los anuncios optimistas que hace la prensa internacional, la Cumbre de las Partes (COP21) sobre Cambio Climático que se realizó en París, otra vez terminó con un sabor agridulce. Hay acuerdo para buscar otras fuentes de energía que no sea el uso de combustibles fósiles y con ello evitar que suba la temperatura en más de 2 grados hasta el año 2100; pero como era de esperarse, la falta de consenso, evitó que el texto concrete definiciones sobre cómo y quiénes deben pagar la cuenta por la contaminación ambiental que los países industrializados le causan al planeta.
Los reiterados Informes señalan que el 10% de los países más ricos del planeta producen el 50% de emisiones globales, motivo por el que los fondos climáticos que se esperaba que se concreten, fueron concebidos con la finalidad de que los países desarrollados, que son los mayores emisores y por tanto más responsables, fuesen los principales responsables del financiamiento para los programas de transición y remediación climática.
Carlos García, experto en economía climática dice “En lo que respecta a las medidas de adaptación al cambio climático, los compromisos no llegan a la altura, ya que en el Acuerdo no especifica qué cantidades aportarán los países desarrollados ni cómo serán transferidas”.
Las largas discusiones de los negociadores, que se prolongaron hasta altas horas de la madrugada, trabajaban con el supuesto de que “quien contamina paga”; sin embargo, al momento de escribir los textos del Acuerdo Final, los regateos por concretar el Fondo de 100.000 millones de dólares anuales hasta el 2020, para medidas de mitigación del cambio climático, tuvo evasivas respuestas financieras.

Es una tomadura de pelo; es como si dijéramos, yo te ofrezco pero busca quien te dé.