Alcívar Almeida, ciudadano altruísta

00:00 258 hits

Alcívar Almeida, ciudadano altruísta

Ratio:  / 1
MaloBueno 

Poner ejemplos concretos de qué es ser un ciudadano altruista, sirve como referencia para que se despierten motivaciones intrínsecas en los individuos. Las respuestas que se hallan como evidencias muestran a personas con un gran sentido de servicio a los demás; o personas con una sensibilidad extraordinaria para compartir esfuerzos o ideales en pro de causas sociales y comunitarias.
En el libro Pimampireños altruistas, escrito por Marco Gudiño Mejía, se ofrece referencias de una pléyade de protagonistas que desde sus perspectivas y posibilidades decidieron hacer aportaciones al desarrollo de la tierra, por lo que son un referente de ciudadanía y don de gentes. Con seguridad habrá más personas, pero hoy el autor del libro, resalta la labor de 64 hombres y mujeres sencillas, profundas y visionarias.
El texto refiere “La brecha entre seres humanos bondadosos, sabios y pragmáticos con el común de los mortales es grande…Los seres humanos sensibles son escasos; pero a pesar de ser escasos, la evolución de la humanidad y el ascenso de los pueblos en toda su integridad, ha dependido de ellos”.
Alcívar Almeida Egas nació el 27 de marzo de 1940, tiene 75 años de edad. Es un personaje que contribuyó a resolver el problema de la recolección de basura en la población; gestionó la construcción del Plaza de la Independencia; colaboró con las mingas que construyeron la escuela en la comunidad El Inca; apoyó la terminación del servicio de agua potable para la ciudad; intervino en el proceso de creación del Colegio Nacional Pimampiro; apoyó la construcción de la carretera El Cuello del Alisal hasta Mariano Acosta y la construcción del subcentro de salud. Fue deportista, teniente político, jefe del Registro Civil y líder de juntas parroquiales. Ciudadano ejemplar, humilde, modesto y soñador.