Mujeres y violencia

00:00 49 hits

Mujeres y violencia

Ratio:  / 1
MaloBueno 

Cada 25 de noviembre se ha declarado como el Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer, que inicia en Bogotá luego del Primer Encuentro Feminista de 1981.
Desde 1999 la Asamblea General de las Naciones Unidas ratifica la fecha para que la humanidad reflexione sobre el maltrato femenino. Es que no es para menos, en el país 7 de cada 10 mujeres han sido maltratadas y violentadas en alguna de sus formas. Este dato es alarmante y vergonzoso, nos hace ver que ninguna mujer, en algún lugar o momento, está libre de violencia.
Es necesario reconocer que vivimos en una sociedad machista lo que hace que se representen con fuerza pensamientos, acciones y lenguajes sexistas, donde las mujeres son el objeto de toda crítica y acción; son miradas como objetos dejando a un lado su condición de ser humano que tiene igualdad de condiciones al hombre.
La violencia se expresa en varias formas y no es solo física, hay violencia psicológica, sexual, económica, patrimonial, etc., que son hechos que provocan desigualdad y discriminación hacia las mujeres. Los indicadores sociales evidencian mucho estas taras, ejemplo, el analfabetismo es mucho más alto en las mujeres por las desventajas que les genera la familia y la sociedad, la violencia intrafamiliar en mucho de los casos no es visible, peor denunciada.
El país ha avanzado en el dictamen de normativas vanguardistas para fortalecer los derechos de las mujeres, así se ha tipificado el femicidio como un delito penal mismo que diferencia del homicidio por la acción de odio intencionado a la mujer.
Con esto es fácil sostener que las mujeres son las principales víctimas del hombre, pero ahí están, ellas se han convertido no solo en el sustento moral de la familia, sino también se las encuentra en las luchas siendo protagonistas en la protesta social. En los pueblos indígenas existen muchas lideresas, ellas se han convertido en las principales defensoras de sus territorios, de su cultura, de sus idiomas, sin pensar que por el sistema van a ser perseguidas, violentadas, judicializadas.