Promover un nuevo sistema de valores

00:00 59 hits

Promover un nuevo sistema de valores

Ratio:  / 0
MaloBueno 

En toda época y más aún en tiempo de crisis económica, social, política, y de toda índole, es primordial promover y estimular un nuevo sistema de valores en el que se saque a relucir el tipo de persona humana que debe imperar en la sociedad. Necesitamos conocernos, para respetarnos y ayudarnos; urge practicar la solidaridad con los demás, nacida espontáneamente, buscando un crecimiento mutuo, más allá de los cálculos políticos o de buscar aplausos. Hay que imponer la ética del diálogo y la cooperación mutua.
Esta temporada, próxima a la celebración del nacimiento de Jesús de Nazareth, debe prevalecer la reflexión cristiana, para construir una nueva humanidad en el que primero esté la persona y luego los productos y no al revés. La sociedad de consumo ha transformado al ser humano en otro objeto, que poco falta para que en vez de la Cédula de Ciudadanía o Cédula de Identidad nos pongan en la frente un código de barras.
Lógicamente, que por estética, muchos preferirán que se les implante un “chip” en el brazo. “Si un pobre te pide un pescado, no le des el pescado; dale un anzuelo y enséñale a pescar” Desafortunadamente, los campeones en practicar una pseudo democracia han creado la dependencia, el clientelismo y lo que es de Ripley están arranchando los pocos anzuelos que se resisten perderse en las mandíbulas del tiburón. “Dada la creciente transnacionalización del mundo (en las técnicas, en lo económico…), los enfoques globales prevalecen constantemente sobre los enfoques sectoriales.
Una de las causas de los des-gobiernos de los Estados radica precisamente en ello: los que aparentemente los “dirigen” suelen ser espíritus simples que no captan las complejidades crecientes; por ello, las “soluciones” que dan a los problemas, en vez de resolverlos, a menudo los exacerban más” (Vilar 1997: 35).