Entre geopolítica y venganza

00:00 66 hits

Entre geopolítica y venganza

Ratio:  / 1
MaloBueno 

Imposible estar de acuerdo con alguna expresión de terrorismo, venga de donde venga. En la disputa geopolítica hay manifestaciones que buscan someter, a sus designios, a pueblos, gobiernos o miembros de la sociedad civil. Para el efecto potencias mundiales, coaliciones de países, organismos internacionales o grupos armados impulsan proyectos de dominación; esta implementación colonial da origen a brutales actos de barbarie. El orbe -en cada zona en disputa- los países y el ser humano son manipulados como simples fichas en un tablero de ajedrez.
Los ataques son planificados desde los centros de interés financiero. Ocurre cuando las potencias económicas, políticas y militares se arrogan ante sí: sea el destino político de gobiernos, la explotación de reservas naturales (hidrocarburos, minerales), el emplazamiento de bases militares, o la constitución de bloques comerciales.
Sea la guerra fría o la globalización unipolar, en cada una, han ensayado diversos escenarios de alianza que incluye coaliciones de acción directa de ejércitos oficiales o la constitución de bandas de mercenarios -armadas y financiadas- para la ocupación de objetivos estratégicos. Este es el ADN del terrorismo de Estado y de los grupos irregulares (Talibanes, Estado Islámico, entre otros); ambas formas son crueles y despiadadas porque buscan imponer intereses dominantes con el uso de fuerza, violencia y el derramamiento de sangre.
El Grupo de los 20 sin la participación del gobierno Sirio, resolvió echar abajo ese régimen e instaurar uno nuevo en 18 meses. Ya tienen grupos armados dentro del territorio, a quienes auspician, protegen y proveen armas. La historia se repite como en Afganistán o Libia; es de esperar que, como ahora en París, pronto el nuevo monstruo creado se vuelva en contra de sus patrones.