El Otavalo visto desde la arista de la planificación

Ratio:  / 0
MaloBueno 

jose-echeverriaLa planificación territorial es indispensable para implementar un modelo de desarrollo integral, con una visión amplia y holística de todo un territorio considerando sus particularidades, sus actores y potencialidades.


La planificación territorial no lo realizan únicamente las autoridades, desde un escritorio, se requiere la participación de todos los actores del territorio para asegurar una inversión pública de calidad y que responda a las diversas necesidades de la población y con ello generar una corresponsabilidad entre la ciudadanía y las autoridades, lo que permitirá fomentar una adecuada gobernabilidad.La planificación territorial es una herramienta valiosa mientras se la implemente en la totalidad de un territorio en específico, sin beneficiar solo a una parte, la planificación territorial permite consolidar un proceso amplio y completo.
En el caso de Otavalo, la planificación territorial nace de la necesidad de contar con un instrumento adecuado que guíe la administración municipal, en este sentido, a partir del año 2000 se va consolidando y profundizando en el quehacer de la administración pública, a la hora de la toma de decisiones en los proyectos de inversión, rompiendo con el clientelismo arraigado en la cultura tanto de los ciudadanos como en las autoridades, por décadas. Si bien la participación ciudadana va tomando fuerza, comúnmente participan únicamente los actores “urbanos”, que responden a los barrios reconocidos. Los sectores de la periferia estaban casi siempre relegados; recién en los últimos años empiezan a ser atendidos, gracias a la coyuntura especial del acuerdo de trabajar armónicamente, gobierno parroquial, municipal y provincial.
La definición clara de un Régimen de Competencias consagrado en la Constitución de la República del 2008 y posteriormente el COOTAD en el 2010, marca la cancha para asumir de forma específica las competencias exclusivas que de aquí en adelante le corresponde a cada nivel de gobierno y las competencias concurrentes que les permitirá trabajar mancomunadamente a todos los niveles de gobierno por un desarrollo común. (Carla Echeverría 2015).

José Echeverría Almeida
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.