Atenuar las tensiones

00:00 50 hits

Atenuar las tensiones

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Una espiral de acontecimientos a finales del anterior semestre fue subiendo la adrenalina de los ecuatorianos: las leyes de plusvalía y herencia, las protestas que se generaron, el inesperado desfogue de gas y ceniza del Cotopaxi, presagiando lo peor; la movilidad de la población cercana ante la posible erupción, el decreto de emergencia, la amenaza del fenómeno del niño y las enfermedades de la costa como el Chikunguya, han acelerado bastante el pulso y puesto a prueba la resistencia y capacidad de reacción de nuestro pueblo.
Pero, el final del estado de excepción, está dando paso a que bajen las tensiones; el regreso de los afectados en la provincia de Cotopaxi a sus casas, devuelve la confianza que se había roto ante el temor de la erupción; es decir se va imponiendo la realidad y el continuar con las actividades de trabajo cotidiano.
En lo político parece haber una tregua no declarada, hasta ver como los movimientos de ajedrez que hace el Presidente con su equipo ministerial, dan nuevas luces sobre como se comportará la cúpula del poder en los próximos meses y como se afrontará la crisis ante un precio del petróleo que seguirá resistiéndose a subir en algunos meses, o quien sabe, varios años más.
Apostar por la baja de tensiones es el mejor camino, pues algunos problemas como el desfinanciamiento del presupuesto, son de muy difícil solución.
Si todos aportamos con un poco de calma y mucho de sentido común y buena intención, la luz podrá vislumbrarse al final del negro túnel que presagiaban los últimos acontecimientos.