Adiós Embajador estadounidense Adan Namm

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Hace poquísimos días el Embajador estadounidense Adan Namm salió de nuestro país luego de finalizar su misión diplomática en Ecuador, mientras que Tod Chapman, sería su reemplazo. El Embajador Namm reemplazó a la Embajadora Heather Hodges quien fue expulsada del país a causa de un telegrama que manifestaba que en el Ecuador había corrupción en la Policía Nacional. En 2012 Namm llegó al Ecuador para restablecer relaciones diplomáticas entre los dos países.
Es importante reconocer la magnífica aptitud y buena voluntad que tuvo el Embajador Namm durante su estadía en nuestro país, hombre sencillo y un músico de corazón, muy aficionado a los blues, siempre trató de enrolarse con algunos músicos ecuatorianos y tocar con ellos. Aprendió a tocar la hoja y se sintió feliz de contribuir a que se continúe con esta tradición ecuatoriana, y de llevarse del país gratos recuerdos de sus ejecuciones junto a sus amigos ecuatorianos con quienes compartió muchas experiencias musicales a lo largo del Ecuador. Además no perdió la oportunidad de conocer muchos lugares del país y conversar con sus ciudadanos.
El Embajador Namm tuvo que enfrentar duros momentos cuando la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y otras dependencias del gobierno estadounidense tuvieron que ser cerradas y muchos de los programas auspiciados por ese gobierno terminaron sus convenios, luego de décadas de fructífera labor en Ecuador. Pero el respeto hacia Ecuador siempre prevaleció y las relaciones con el país fueron muy buenas, convirtiéndose en un Embajador de buena voluntad, quien se lleva del Ecuador un cúmulo de recuerdos y su admiración por la diversidad y cultura de este país. El Embajador Namm siempre trató de aunar más los lazos de amistad existente entre Ecuador y Estados Unidos los cuales se remontan a mucho tiempo atrás, y además de los vínculos comerciales y de educación. Suerte Embajador Namm en su nueva designación.