Los saberes andinos para una relación armoniosa

Ratio:  / 0
MaloBueno 

El desarrollo requiere la participación de toda la gente, para que ponga en juego sus propias capacidades, tecnologías y conocimientos sostenibles, y considere un Plan de Desarrollo Sostenible como una herramienta que sirva para alcanzar el mejoramiento de vida de la población. Un desarrollo desde el corazón y no sólo desde la razón. La construcción de los Planes de Vida, de los Programas de Desarrollo Comunitario, los Planes Operativos Anuales pensados y ejecutados desde la cultura de cada grupo humano. Para los economistas ortodoxos, un referente de crecimiento es el Producto Interno Bruto (PIB). Sin embargo, la realidad de los países no siempre confirma esta aseveración.
En contraposición, surgió el paradigma de las necesidades básicas como criterio para conseguir y determinar el Desarrollo. Se pretende primero asegurar lo más esencial del ser humano como la nutrición, vivienda, salud, educación.
No se trata de acelerar el crecimiento económico, sino de transformar la esencia de los procesos de desarrollo. La satisfacción de las necesidades no es la meta sino el motor de desarrollo. Señala de Souza (2001: 128): el desarrollo deprevalece sobre el desarrollo en un país, provincia, cantón o comunidad.
El desarrollo de es una regla ética, requerida por la sostenibilidad de la humanidad y del Planeta; el desarrollo en es una regla utilitarista.
La economía solo se puede pensar dentro de una realidad compleja como una actividad multidimensional enfocada hacia el porvenir, sin olvidar la imprescindible solidaridad entre las generaciones, a través de la cual surgen la ética y las exigencias concretas. La economía no debe adaptarse simplemente a las leyes del mercado y seguir contribuyendo a que se produzcan desigualdades (López 2004: 25).