El Pasillo en su día

00:00 62 hits

El Pasillo en su día

Ratio:  / 0
MaloBueno 

No se que tiene el pasillo pero es el emblema que identifica a los ecuatorianos. Recuerdo a mi madre en mi niñez, todas las mañanas nos peinaba siempre escuchando pasillos, y a mi padre le encanta, hasta estos días, cantar pasillos con su guitarra, marcando bien los bajos y el rasgado singular.
Existe un consenso, el pasillo tiene raíces en el vals europeo, se introdujo en América a fines del siglo XVIII y se fue adaptando con sus variantes hasta dar como resultado lo que tenemos. En esas épocas se inició entonando con guitarras, requintos, bandolines, bandolas, tiples, instrumentos de origen moro latino.
Un hito importante es cuando se junta la poesía con el pasillo, lo que desarrolló una dimensión literaria musical, con sabor indeleble que gravita y sustenta la cultura en obras que nacen de la espiritualidad profunda del país. Para muestra un botón, el otavaleño Gonzalo Benítez con su voz nos hizo sentir y ahora Juan Carlos Velasco con algo de pop hace cantar a las nuevas generaciones: Los labios que no besan/ son pétalos muertos/ son himnos sin notas/ son astros sin luz/ los pechos que no aman/ son noches polares/ sarcófagos tristes/ que alberga dolor.
Como homenaje recordemos a grandes intérpretes del pasillo: Julio Jaramillo, Carlota Jaramillo, Olga Gutiérrez, Fresia Saavedra, Hilda Murillo, Mélida Jaramillo, Leonardo Enrique Vega, Eduardo Brito, Irma Aráuz, Mery Aráuz; dúos como: Miño Naranjo, Benítez y Valencia, Los Hermanos Montecel, entre otros. Y compositores: Nicasio Safadi, Carlos Rubira Infante, Francisco Paredes Herrera. Lo más sentido, intérpretes y compositores nuestros: Alejandro Plaza Dávila, Marco Tulio Hidrovo, Homero Hidrovo, Guillermo Garzón Ubidia y muchos más.
En homenaje al gran Jota Jota, el día de su nacimiento, muy acertadamente el país todos los 1 de octubre celebra el “Día del Pasillo Ecuatoriano”.