Psicoanalisis para el estado

00:45 88 hits

Psicoanalisis para el estado

Ratio:  / 1
MaloBueno 

myriam valdiviesoMás allá de la visión punitiva que tiene el estado frente al problema del consumo de droga y adicciones en general, entre las que cuenta por supuesto el alcohol; una visión desde la sicología y el sicoanálisis es expuesta por el sicólogo clínico Andrés Osorio.

Para él la política pública está desorientada cuando considera que la drogadicción es únicamente un problema social, siendo ante todo un problema de subjetividad.
Qué lugar ocupa la droga en el sujeto?Es la pregunta del millón que no puede ser respondida por policías, políticos ni jueces, y por tanto no se debe judicializar el comportamiento humano, que es consecuencia de una estructura social y cultural; por ello dice, es necesario replantearse el cómo se constituye la subjetividad en la sociedad, ya que la política pública no apunta a lo que realmente debería hacerse, es decir a construir un nuevo discurso social. Ese es el reto afirma, en función de que el ser humano aprenda a decir NO a todo aquello que el mercado le ofrece como puerta de entrada a la felicidad y le presenta como objeto de deseo.
Desde el estado el discurso debe cambiar tratando de promover a través de los medios de comunicación, planes educativos, relaciones sociales, el NO, para contrarrestar lo que la sociedad y el mercado actualmente impulsan, el SI a todo. Si a la tecnología desbordante, si al consumismo, si al enriquecimiento, si a pasarla bien, si al placer de comprar, si a alcanzar una realización con lo material, si al desafío, si a romper con el límite, si a alcanzar la cima; es una suerte de ascenso que la sociedad le presenta como la realización plena, el buen vivir del consumo y a la felicidad de tener todo a su alcance, incluso la droga, un juego de mercado, una ruleta en la que están las sustancias estupefacientes como está cualquier otro objeto para ser adquirido.
En esta complejidad del análisis sobre las adicciones, afirma que la familia es el lugar donde se funda el NO, porque en este seno es donde se constituye el sujeto, es la instancia que le introduce al individuo a la cultura, y si estamos inmersos en una sociedad de aceptación a todo, los resultados son que no haya límite para el deseo.

Myriam Valdivieso Cox
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.