La China de hoy

00:48 142 hits

La China de hoy

Ratio:  / 0
MaloBueno 

enrique aguilarNadie hubiera podido imaginar una evolución como la que ha tenido la China de Mao al gigante capitalista que es hoy este gran país asiático. Desde el aeropuerto ultramoderno que lo recibe a uno en Beijing, hasta las grandes autopistas y los rascacielos que pululan por doquier y donde los negocios se ven muy prósperos y en ellos circulan siempre millones de dólares.


El pueblo, como podrán imaginarse, sigue trabajando mucho, con un salario básico de USD 340 tiene que llegar siempre tarde a su casa, después de largas jornadas en un país donde las 8 horas diarias de Occidente no alcanzan. Los turistas recorren en grandes caravanas de buses los céntricos lugares donde las dinastías imperiales dejaron las huellas de su poder, los palacios son ahora visitados por el pueblo que se sienta a jugar ajedrez en sus jardines o por los jóvenes que van a concertar la cita de su vida para casarse. No hay tiempo para respirar en esa vorágine de actividades, los niños dispuestos a triunfar, que son muy valiosos por la ley del hijo único establecida hace décadas para bajar el número de habitantes, tienen que iniciar desde la etapa preescolar una vida académica rigurosa que con mucho esfuerzo y gran suerte los puede llevar a la Universidad o a convertirse en prósperos hombres de negocios. Mientras los precios de las viviendas se disparan de 6 a 10 mil dólares el metro cuadrado, y aspiran a uno de ellos pues sus futuras novias no aceptan compromiso si no les aseguran por lo menos vivienda y carro, en un medio donde, al contrario que Latinoamérica, los padres del novio son los que costean la boda y las comodidades adicionales que tendrán que tener los recién casados en el futuro.
La República Popular China celebró el 3 de septiembre el fin de la Segunda Guerra Mundial en medio de un gran desfile militar, los aviones de combate en perfecta formación acrobática dibujan la cifra 70 en el aire que conmemora los años de este importante acontecimiento, es feriado en todo el país y aprovechándolo grandes multitudes copan la Gran Muralla, quizá el símbolo más conocido en el exterior de este admirable pueblo.

Enrique Aguilar
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.